Temas Especiales

30 de Oct de 2020

Everardo Garrido García

Columnistas

La pobreza en Panamá: ¿se elimina o se disimula?

La pobreza en este periodo disminuyó del 48.5 % al 27 %, mientras que la pobreza extrema, el 21 %

La pobreza no es un accidente, es una creación del hombre y puede eliminarse con las buenas acciones de los seres humanos.

Panamá ha logrado en la década reciente un robusto crecimiento de su PIB, que en promedio se sitúa en un 8 %. Ha sido uno de los más altos de Latinoamérica y primero a nivel regional. La ampliación del Canal y el desarrollo de megaproyectos, han contribuido a dinamizar la actividad económica y generar empleos directos e indirectos, también la Inversión Extranjera Directa, que entre el periodo de 2003 y 2014 registró un monto acumulado de $28 mil 347 millones de dólares.

A raíz de esto, han mejorado los indicadores sociales y se han implementado programas como: la red de oportunidades, beca universal, y 120 a los 65. La pobreza en este periodo disminuyó del 48.5 % al 27 %, mientras que la pobreza extrema, el 21 %. No obstante, Panamá se mantiene como una sociedad de agudos contrastes, la desigualdad se mantiene relativamente alta y persisten desafíos para la provisión pública de servicios sociales.

La pobreza, es la falta de capacidad para alcanzar y mantener un nivel de vida aceptable: la falta de oportunidades laborales, bajo nivel educativo, falta de cobertura de salud, acceso a los servicios básicos y la precariedad de las viviendas, contribuyen al deterioro del nivel de vida.

En Panamá, la pobreza se concentra en las periferias urbanas por la falta de recursos y bajos ingresos, en áreas rurales e indígenas por la escasez o poca accesibilidad de servicios fundamentales.

Según la Organización de Naciones Unidas (0NU), en las áreas urbanas la pobreza total y la extrema alcanzan niveles de 20 % y 4.4 % respectivamente, en las áreas rurales los niveles están en 54 % y 22 % y en las áreas indígenas el 98.4 % se encuentra en pobreza y el 90 % en pobreza extrema.

Para una población de tan solo 3.8 millones de habitantes estos indicadores son de cuidado y más aún con la bonanza económica que vive el país. Considero que se debe desarrollar un sistema integral de educación y programas de protección social más efectivos para la población más vulnerable. Necesitamos que el desarrollo vaya de la mano del crecimiento.

Después de haberle compartido mi opinión, la pregunta que los invito a responder es: ¿se elimina o se disimula la pobreza en Panamá?

ESTUDIANTE DE MAESTRÍA – UIP.