Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Alcides Madrid Valdés

Columnistas

Retos después de culminar la maestría

Los retos son nuevas oportunidades que nos presenta la vida y he decidido aceptarlo nuevamente

Culminada esta etapa luego de 18 meses surge el cuestionamiento, ¿Cuál es el siguiente paso a seguir? ¿Qué retos tendré que superar y afrontar finalizada la maestría?

Al efectuarme esta pregunta me detuve un momento a meditar y a autoevaluarme, llegando a la conclusión de que los retos que tenia previo a iniciar la maestría han crecido exponencialmente, mis objetivos ahora son mucho más claros y altos. Los retos son nuevas oportunidades que nos presenta la vida y he decidido aceptarlo nuevamente.

Dentro de los nuevos retos, que me ha dejado la culminación de la maestría está en convertirme en un agente de cambio dentro de la comunidad, la organización a la que pertenezco; el poder influir con mi palabra y ejemplo en lograr cambios positivos en otras personas es realmente gratificante.

Mi impresión muy personal, una maestría amplía tu abanico de opciones, te ayuda a detectar nuevas oportunidades de crecimiento, a visualizar desde diferentes perspectivas una situación o evento que te ayudará grandemente a discernir sobre las decisiones a tomar. Dejas de ser un simple espectador y te da las herramientas para convertirte si así cada uno lo desea en el director, productor y protagonista de nuestra propia historia.

Los retos o como lo he decidido llamar yo las ‘oportunidades de vida', están al alcance de nuestras manos, demos ese paso de atrevernos a realizar nuestros sueños.

El mayor reto que tenemos no solo el profesional que culmina una maestría sino el ser humano en general, es ese temor a atreverse a ser emprendedor. Quizás se cuestionan, ¿porque arriesgar si estoy bien?, pero porque solo conformarse con estar bien, si podemos esforzarnos y trabajar en buscar la excelencia, salgamos de nuestra zona de confort.

Mi mayor reto u oportunidad de vida, luego de culminada la maestría es salir de mi zona de confort, ¿Será fácil? la respuesta es sencilla, No será fácil, pero debemos atrevernos.

Nos hemos estado entrenando y preparando, como lo hiciera un corredor de elite mundial para el momento de su gran exposición que es correr la maratón. En estos momentos me encuentro en esa línea de partida anhelando que se dé el inicio de la carrera para ir en búsqueda de esa medalla de oro que son mis nuevos retos. Pongámonos siempre nuevos retos en nuestras vidas trabajemos con vocación, pasión y esfuerzo por alcanzarlos y llegar a la meta que cada uno se trace. Pensemos siempre en grande. ¡Solo atrévete!

ESTUDIANTE DE MAESTRÍA - UIP.