22 de Feb de 2020

Avatar del Julio Yao Villalaz

Julio Yao Villalaz

Columnistas

Un discurso interrumpido y defendido (II)

1. Samuel Prado, profesor de Filosofía, Ética y Valores, de la Universidad de Panamá, manifestó: Me siento indignado e irrespetado

1. Samuel Prado, profesor de Filosofía, Ética y Valores, de la Universidad de Panamá, manifestó: ‘Me siento indignado e irrespetado como ser humano y ciudadano. El irrespeto del canciller y las lamentables declaraciones del presidente de la República contra el profesor Julio Yao demuestran la intolerancia, la incoherencia y la falta de principios y valores éticos, morales y ciudadanos de los dirigentes de este Gobierno. Las declaraciones del presidente, al decir que sabe más historia que el profesor Yao, demuestran la locura del señor Martinelli, quien es incapaz siquiera de leer un discurso de frases prefabricadas y que se tiene que aprender de memoria '. ‘El profesor Yao, quien tiene una extensa y meritoria hoja de vida al servicio de la academia, de la militancia popular y social y de la patria; quien ha escrito profundas décimas patrióticas y nacionalistas; quien ha escrito El Canal de Panamá, Calvario de un Pueblo, obra de referencia obligada por su análisis, datos e información para la interpretación y conocimiento de la lucha por la soberanía e integridad territorial, son muestra de un ciudadano ejemplar, teórico y práctico, timbre de orgullo para nuestro país '. ‘Si el canciller y el presidente son capaces, en un día en que se honra a los Soldados de la Independencia, de irrespetar y denigrar a un catedrático distinguido como el Dr. Julio Yao, es prueba irrefutable de lo que pueden hacer con cualquiera de nosotros '. ‘Espero que las autoridades de las universidades, profesores, estudiantes, profesionales, trabajadores, campesinos, indígenas y los ciudadanos, nos pronunciemos contundentemente denunciando este ataque e irrespeto contra la persona del profesor Yao y nos solidaricemos reenviando este discurso para ilustrar sobre los importantes temas y problemas tratados en el mismo '. ‘El señor Martinelli y el señor Varela deberían pedir disculpas públicas y privadas al profesor Yao por tan bochornoso acto de irrespeto. Son estos dos señores quienes deberían conocer y aprender aunque sea una pequeña parte de lo que sabe este preclaro e ilustre ciudadano y profesor como lo es Julio Yao, aparte de que ambos deberían aprender buenos modales por la investidura que tienen '.

2. Dr. Alessandro Ganci Cerrud: ‘Alfredo Keller, en la Conferencia Mundial de la Unesco sobre la Libertad de Prensa ilustraba el significado de disentir: ‘Disiente quien opone razones a la ideología o a la praxis política dominante. Disiente quien, en el ejercicio de su libertad, critica o discrepa de la opinión de un tercero. Disiente quien opone su visión moral de lo que considera justo, a lo que estima injusto, y a lo que valora como bueno, positivo y beneficioso en contra de lo que se cree malo, negativo o perjudicial'. Se disiente porque el ser humano se caracteriza por su diversidad de opiniones. El disenso es un derivado natural del derecho a la libre expresión y, cuando se puede expresar públicamente sin temor a represalias, hay democracia '.

3. Moravia Ochoa. La poeta y escritora manifestó: ‘El Dr. Julio Yao dio un discurso digno, bien escrito, respetuoso, propio de una persona íntegra, un historiador del país comprometido con la verdad, con nuestra patria bolivariana; un internacionalista profundamente convencido del honor como principio fundamental en la vida de los pueblos y sus gobernantes. El discurso no fue contra nadie, sino que es producto de los conocimientos de un historiador que honra a la patria pequeña, Panamá, y a la Patria Latinoamericana '.

4. El Dr. Leopoldo Santamaría nos hizo llegar su opinión: ‘Acabo de leer su discurso de ayer 2 de Noviembre. Simplemente extraordinario. El problema es que los lacayos por convicción jamás podrán tolerar una gota de verdad, mucho menos una cascada. Le reitero mi profundo respeto. De usted imposible esperar menos '.

5. Miguel Monserrat, argentino. El presidente de la Asamblea Permanente de los Pueblos por los Derechos Humanos, y en representación de la Conferencia Internacional por la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, celebrada en Buenos Aires en noviembre de 2009, me entregó el siguiente mensaje: ‘Queremos expresarle nuestra entusiasta felicitación por su valiente y documentada exposición ante altas autoridades gubernamentales de su país, referida a la más grave amenaza que sufren los pueblos de nuestro continente en su histórica lucha para hacer realidad su legítima aspiración de profundizar la democracia con justicia social y afianzar la soberanía nacional frente a toda injerencia de carácter colonialista e imperialista '.

Ver: El discurso que irritó al Gobierno panameño (Imprenta Bromley).

*ANALISTA INTERNACIONAL, EXASESOR DE POLÍTICA EXTERIOR Y ESCRITOR.