Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Garritt Geneteau

Columnistas

Cuidado con los baratillos

Llegaron las fechas en que se ha vuelto una tradición la venta de artículos en rebajas o los populares baratillos

Llegaron las fechas en que se ha vuelto una tradición la venta de artículos en rebajas o los populares baratillos. ‘Gran venta de fin de año ', ‘Aproveche, 50 % menos ', ‘Compre ahora y pague en enero ', son ejemplos de mensajes que reciben todos consumidores en esta época.

Las palabras rebaja , liquidación y baratillo , encienden en el panameño una chispa de diferentes emociones que, sin duda alguna, motiva a multitudes a acercarse al punto de atracción lo más pronto posible.

Mas, es importante recordar que el consumidor tiene derechos durante las rebajas, los cuales los comerciantes deben respetar y cumplir.

En resumen, se entiende por venta especial o rebaja , aquellas en las cuales el precio habitual de un producto durante un período concreto o en condiciones determinadas, sin que ello implique la alteración de las calidades o garantías del mismo. Es decir, se hace un descuento o disminución del precio que, con carácter obligatorio, debe estar marcado en el producto expuesto al público.

La Ley 45 de 2007, en su artículo 64, establece claramente que en este tipo de ventas especiales cada artículo promovido deberá tener adherido el precio anterior, de los últimos tres meses y el nuevo precio especial de venta. También se debe señalar, claramente, si la venta especial de los bienes o servicios del establecimiento es total o parcial.

Y de darse alguna venta de artículos nuevos con deficiencia de calidad o irregularidades de fabricación, y de usados o reconstruidos, se deberá informar al consumidor de estas características, ya sea en los propios empaques del productos, en los contratos y fracturas respectivas, con la indicación de la duración de la garantía si existiera.

Toda venta especial tiene requisitos que cumplir y para aprovecharlas sabiamente es necesario comparar precios y calidad en diferentes locales comerciales.

Corresponde al consumidor no dejarse llevar por supuestas promociones que, muchas veces, son solo un ‘gancho '. Hay que dejar de vivir de apariencias y enterrar en el olvido la competencia de lujos con el vecino o pariente. Hay que dejar a un lado eso de que ‘si él lo tiene, yo no puedo quedarme atrás '; y comparar precios y calidades, antes de comprar. Es conveniente pensar si esos artículos son indispensables.

Además, no se deje deslumbrar con los mensajes publicitarios y empaques vistosos, lea las etiquetas. Evítese problemas y nunca firme un contrato incompleto o que tenga espacios en blanco, léalo bien y solo después de entenderlo y estar de acuerdo con lo que ahí se establece, entonces proceda a firmar. Aclare todas su dudas, usted no tiene apuro, el agente económico quizá sí. Solicite y guarde su factura, contrato, garantía, y cualquier otro comprobante de la operación comercial realizada, sin estos documentos no podrá realizar reclamos. No sea una víctima más de malas prácticas o irregularidades, sea cauteloso con las transacciones que comprometan su dinero, tiempo y tranquilidad durante estas fiestas. Y, ante todo, recuerde celebrar sin caer en el consumismo.

COMUNICADOR SOCIAL.