Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

Discurso previsible

El 2 de enero Varela presentó su discurso ante la Asamblea Nacional. Algo se ha comentado sobre el mismo

El 2 de enero Varela presentó su discurso ante la Asamblea Nacional. Algo se ha comentado sobre el mismo, se han dedicado memes y caricaturas a lo sucedido en el hemiciclo legislativo. Para algunos un discurso largo, sin estructuración y precario de contenido. Muchos panameños manifestaron que no esperaban nada del mensaje presidencial.

Lo que debemos rescatar. En primer lugar no fue un proceso de ‘rendición de cuentas', se trató de un listado de actividades, de proyectos que realizaría (muchas enlistadas en su discurso de enero del 2015), la mayoría enmarcada en proyectos de construcción de infraestructura y megaproyectos, que en nada se diferencian a lo realizado por anteriores administraciones, que centraron su atención en el crecimiento económico y no en el desarrollo social y nacional.

En segundo lugar, un discurso eufemístico y falaz en cuanto a la presentación de indicadores económicos y sociales. Planteó que la economía creció en 6.1% pero no señala que en una tendencia decreciente; mencionó que la ocupación es cercana al pleno empleo, para no reconocer que la desocupación aumentó a 6%; mencionó que el salario mínimo fue ajustado en un 8.5% lo cual es falso, para no decir que es el ajuste promedio más bajo de los gobiernos post invasión; planteó un nivel de inflación cercano al 1%, para desconocer el vertiginoso incremento de los precios de los bienes y servicios básicos, ya que la reducción del precio del combustible no se ha hecho sentir en los precios de la canasta básica familiar, como si se hace sentir de manera inmediata cuando éste aumenta; mediatizó los niveles de inseguridad ciudadana, cuando precisamente esta es una de las preocupaciones de la población.

Lo preocupante del discurso. En el tema canal, planteó la inauguración de la Ampliación para el mes de mayo, por lo cual el pueblo comienza a preguntar si hará lo mismo que su copartidaria Mireya Moscoso que inauguró el Puente Centenario sin que existiera las vías de acceso; calificó de diferencias mediáticas los reclamos entre GUPC y la ACP, cuando ello está costando millones de dólares al pueblo panameño; planteó la necesidad de embalse en la Cuenca Hídrica del Río Indio para el funcionamiento del Canal, situación que FRENADESO señaló al momento que se impulsaba el proyecto pero que la ACP, el gobierno de Martín Torrijos, la partidocracia y empresarios negaron.

Se mantuvo el esquema privatizador. Planteó concesionar el Lago Bayano (Agua); establecer APP para atender la estrategia nacional contra el cambio climático (Ambiente); y responsabilizó a los Municipios, entre otros, para la reparación de colegios (descentralización). Se mantuvo en sus demagógicos diálogos en educación, salud y seguridad social que buscan privatizar, tomarse los fondos de los asegurados e imponer las medidas paramétricas.

Lo que no dijo. En el discurso presidencial hubo varios temas a los cuales no se refirió: deuda, cultura-deporte, constituyente, pobreza, área rural. No habló de una de las principales demandas del pueblo trabajador, aumento general de salario. Por otra parte, pareció cerrar el proceso de denuncias por corrupción; no habló de la impunidad y la justicia selectiva, que privan bajo su gobierno en el caso de las investigaciones por corrupción cometidas en el gobierno anterior por allegados al actual gobierno.

Planteó reformas a la ley de contrataciones públicas, sin embargo bajo el actual proceso, ampliamente cuestionado, ya se asignaron los principales megaproyectos, denunciados por diversos sectores sociales como procesos amañados (negociados). Además una de las instituciones foco de corrupción en el gobierno de Martinelli y anteriores (FIS, FES, PAN) se mantiene, ahora bajo el nombre de Dirección de Asistencia Social (DAS).

Habló del democrático y transparente proceso de escogencia de los Magistrados de la CSJ, para que a los días con la designación del Presidente de la Corte se corroborará lo que FRENADESO denunciara, los pactos entre la partidocracia y grupos de poder. Es decir, sigue la falta de transparencia y ética en la gestión pública.

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI-FRENADESO