Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Elio Pineda

Columnistas

Varela y su compromiso político de electrificar El Otoal (I)

Ha pasado año y medio desde la toma de posesión de la silla presidencial de su excelencia Juan Carlos Varela Rodríguez

Ha pasado año y medio desde la toma de posesión de la silla presidencial de su excelencia Juan Carlos Varela Rodríguez. Pasó la euforia política, propagandas, banderas representativas de cada facción, los continuos debates de los temas más sensitivos que aquejan día a día a todas las comunidades de nuestro hermoso Panamá, entre otros.

Detrás de toda esta estela de promesas estaban los líderes políticos, hombres de verdaderos compromisos con la comunidad. Este es el caso específico de dos figuras políticas que en este momento ostentan el poder. Hablamos del ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), Luis Ernesto Carles, y el presidente Juan Carlos Varela, el primero excandidato a diputado por el circuito 2-3.

En este momento, estamos en el plano de la realidad, el país enfrenta una de las sequías más agudas de todos los tiempos debido al fenómeno de El Niño y principalmente por designios divinos dados por el Creador en su plan y trato especial con el hombre. La comunidad de El Otoal no escapa a la misma conformada por aproximadamente 85 casas, a duras penas sobrevive un acueducto rural que en días pasados me comentaban los vecinos ya comienza a fallar. Bañada por río Grande, que a su vez deja huellas de lobo herido, otorga todas sus fuerzas a la generación de energía hídrica que entregan al Centro de Despacho Nacional de la Empresa de Transmisión Eléctrica (ETESA). A nosotros solo nos toca ver los postes de alta tensión que salen y llevan electricidad a otros, más no somos beneficiados con la misma.

En la Oficina de Electrificación Rural reposan las solicitudes y estudios de electrificación para la comunidad de El Otoal que en inicio tenía beneficiados a 52 viviendas y luego se aumentó, debido a solicitudes de la comunidad. Respecto a esto queremos dejar claro algunas cosas que se están manejando con acuerdos de recámara que en nada dan respuesta concreta a esta comunidad. Primeramente, la comunidad o regimiento de El Otoal está delimitada desde el vado de concreto sobre río Grande (casa del señor Emiliano Arrocha) pasando por Los Paulinos, Salitral, El Calabacito, Los Llanitos del Fraile hasta la Loma del Fraile, incluyendo los asientos del señor Abelino Castillo y su familia en el Guanabano.

No estamos de acuerdo a que solo se quiera beneficiar al sector de Salitral, con un aproximado de 15 casas, ya que en este momento se convierte en un lugar muy sensitivo y de especial atención debido al paso proyectado de la segunda etapa del proyecto hidroeléctrico El Fraile, propiedad de la empresa Hidroibérica, S.A.. Teniendo estos habitantes el beneficio de la electricidad darían las firmas para el Estudio de Impacto Ambiental, beneficiando en esto al empresario Ricardo Suárez, propietario de dicha empresa, y rechazado por esta comunidad por no dejar beneficios concretos a sus pobladores.

Al ministro de Trabajo y Desarrollo Laboral, Luis Ernesto Carles, deseamos recordarle que en campaña pregonaba ¡no a las hidroeléctricas! Su carisma y su don de gente nos convenció y El Otoal en pleno le dio sus votos y fue triunfador en las cinco mesas del corregimiento de Guzmán, más no ganó. Dios conoce nuestros corazones y más allá. Con su influencia en la cúpula del gobierno está beneficiando a muchas comunidades de La Pintada, con proyectos de electrificación rural. Su territorio, su dominio, me imagino que sembrando para posteriores contiendas políticas. Hemos tratado de buscar una forma de reunirnos con su persona y encontrar una respuesta concreta a nuestra problemática, pero creo que está pasando lo que dice mi papa, hijo mío: ‘el poder ciega y te impide mirar hacia abajo'.

De esta manera queremos finalizar opinando señor presidente Juan Carlos Varela, el panameñismo triunfo en El Otoal y en el corregimiento de Guzmán de Natá con creces; por favor deseamos un proyecto de electrificación rural que beneficie a la mayoría de los habitantes de El Otoal, no solamente al sector de Salitral, que el director de la Oficina de Electrificación Rural venga a nuestra comunidad a una reunión en pleno con el pueblo, que no deseamos más reuniones en donde no hay una representación legítima de la comunidad y busquemos una respuesta concreta a nuestra problemática social.

MORADOR DE LA COMUNIDAD Y ESCRITOR