Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Alexis Manuel Alvarado Jutting

Columnistas

Baja la gasolina, ¿¡y qué!? (II)

Los empresarios salen informando que los productos van a subir, debido al incremento de los altos precios del combustible

Por lo anteriormente expuesto, llegamos a la conclusión siguiente:

La falta de seriedad del Gobierno, tratando de confundir y engañar a la población con cifras que no la benefician; es decir, la economía de la mayoría de los panameños no ha mejorado, debido al aumento generalizado de la canasta básica.

Cuando la gasolina sube los empresarios salen informando que los productos van a subir, debido al incremento de los altos precios del combustible. Pero cuando la gasolina baja, baja y sigue bajando, continua el aumento indiscriminado de los productos de la canasta familiar. Igual sucede con el transporte, especialmente con el selectivo (TAXI), cuando la gasolina sube, protestan para aumentar las tarifas, pero ahora que la gasolina ha bajado siguen cobrando lo que les da la gana, sin una autoridad que frene el abuso de este grupo de transportistas.

Así sucede también con los medicamentos que ya son prohibitivos para las clases más vulnerables, que muchas veces no logran suplir las necesidades para corregir los males que le afectan la salud. Sin embargo, el aumento exagerado de las medicinas se lo debemos al expresidente Ernesto Pérez Balladares y a su ministro de Economía y Finanzas, Felipe Chapman, también a la exlegisladora Balbina Herrera, expresidenta de la Comisión de Comercio de la Asamblea Legislativa; además, a los legisladores del PRD de la administración de Pérez Balladares. Todo el entramado se hizo con la finalidad de favorecer a los grandes distribuidores de medicamentos, especialmente a los de su familia, en perjuicio de las clases más vulnerable del país. Es decir, con esta medida criminal, el pueblo recibió una estaca mortal contra su salud, con la aprobación de la Ley 29 del 1 de febrero de 1996.

La finalidad de esta Ley era eliminar el control de precios en los medicamentos, con la idea de promover la libre oferta y demanda de los medicamentos; por consiguiente, de un plumazo eliminaron el control de precios de los medicamentos, afectando la salud de aquellos que no cuentan con los recursos necesarios para suplir la necesidad de mejorar la salud, tener una mejor calidad de vida, y alargar la vida.

CORREDOR DE BIENES RAÍCES.