25 de Feb de 2020

Frank De Lima

Columnistas

El Puerto de Corozal y Panamá como hub logístico

La posición geográfica es la ventaja más grande que tiene Panamá. Por esta razón se construyó el Canal de Panamá

Sin duda que la posición geográfica es la ventaja más grande que tiene Panamá. Por esta razón se construyó el Canal de Panamá y el país se ha podido convertir en un hub marítimo y aéreo. Prontamente se inaugurará el tercer juego de esclusas del Canal, proyecto que ayudará a mejorar la capacidad de la ruta para captar un mayor tráfico de carga.

El Canal es único en la región y solo el Canal de Suez es competencia. El Canal le genera más de 1000 millones de dólares al Estado y con el Canal ampliado esa cifra debe subir a cerca de $2500 millones. Sin embargo, no nos podemos dormir en nuestros laureles pensando que la ampliación del Canal es suficiente. Si de verdad Panamá quiere convertirse en un hub logístico como Singapur, debemos seguir mejorando nuestra infraestructura portuaria para poder atender el incremento de carga que vamos a recibir por el Canal.

Cuando estaba en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) llevamos adelante el proyecto para desarrollar un puerto en 43 hectáreas que tenía esta entidad en Corozal. Originalmente nuestra intención era hacer una licitación internacional para otorgar en concesión este puerto, pero también solicitando un pago por adelantado en concepto de derecho de llave. Sería la primera vez que una concesión portuaria en nuestro país le generaría un ingreso inicial al Estado antes de que el puerto estuviera operativo. Otro criterio que manejaba el MEF era que la empresa Panama Ports no podía participar en esta licitación, dado que ellos ya cuentan con una concesión portuaria en Balboa y lo que se quería era generar competencia teniendo diferentes operadores en el lado Pacífico, como lo hay en el Atlántico.

Mientras estábamos en proceso de armar la licitación del puerto, me contactó el entonces administrador del Canal de Panamá, ingeniero Alberto Alemán, para decirme que la ACP tenía interés de desarrollar el puerto, más cuando era dueño de los terrenos alrededor y con esto a futuro se podía desarrollar un hub logístico que fuera complementario al puerto. Como el Estado es dueño del Canal, la ganancia que generaría el puerto a la ACP se reflejaría en un mayor aporte anual que la ACP le hace al Gobierno nacional. Por esta razón, el MEF decidió venderle a la ACP las 43 hectáreas en Corozal.

Lamentablemente, por razones que desconozco, no se ha podido pasar la Ley en la Asamblea que le otorgaría los mismos incentivos fiscales que tienen las otras concesiones de puertos en el país al puerto que va a desarrollar la ACP en Corozal. Tampoco entiendo por qué la ACP no va a excluir a Panama Ports de la lista de aspirantes a la concesión por la razón de competencia que mencioné anteriormente y por qué Panama Ports no ha demostrado ser un buen socio (el Gobierno de Panamá tiene 10 % de las acciones del Puerto de Balboa) pagando solo 1 millón de dólares en dividendos en casi dos décadas de operación.

Aparte del desarrollo del puerto de Corozal, a futuro veo necesario reubicar las operaciones aeroportuarias de Albrook a Panamá Pacífico, cuando ya esté listo el cuarto puente sobre el Canal. El potencial logístico que tienen esas tierras es enorme y el costo de oportunidad que el país pierde teniendo un aeropuerto allí es muy alto.

Definitivamente que las tierras alrededor del Canal de Panamá son las más valiosas por el potencial logístico que tienen. En esta línea, el estudio que está contratando el MEF para la Zona Libre de Colón debe enfocarse en cómo estas tierras deben ser usadas para operaciones logísticas de valor agregado, ya que el modelo actual de negocios de la zona franca está caducado.

EX MINISTRO DE ESTADO.