22 de Feb de 2020

Rodolfo Serrano

Columnistas

Nuestro querido Panamá

Hemos sido maltratados, invadidos, destrozados, con odio y mucha maldad

Hemos sido maltratados, invadidos, destrozados, con odio y mucha maldad. Sin embargo, hemos logrado crecer más organizados, olvidando los soldados que destruyeron la ciudad.

No somos muy rencorosos y todo lo perdonamos. Por eso es que los ladrones siguen libres en Panamá.

Finalmente, a Dios le pido que no nos eche al olvido y que nos siga amando más.

Tenemos nuestras falencias como todos los Estados. Que no hay políticos honrados que nos quieran ayudar. Pero, a pesar de esas cosas, hay gente muy bondadosa y que siempre está trabajando por el bien de los demás.

Tampoco esos ataques han mermado la capacidad del pueblo para seguir progresando, aunque lo quieran dañar.

Antes era la Zona Libre de Colón; hoy, los papeles de Mossack & Fonseca. Mientras sigamos creciendo, de algo se van a agarrar.

Panamá es un país hermoso, lleno de gente muy buena. Posee un Canal maravilloso que atrae a la humanidad. Tiene cosas muy bonitas que el mundo las necesita para poder ser feliz.

Tiene ríos muy caudalosos, playas, valles y montañas que extranjeros y panameños podemos disfrutar.

No rechazamos a nadie por razas ni religiones y que a veces los panameños creemos que nos quieren más.

Ese es nuestro Panamá.

EMPRESARIO