21 de Feb de 2020

Ricardo D. Salcedo Suárez

Columnistas

Uso de instalaciones del Canal

Con ampliaciones, el Canal ofrece acceso a naves más grandes, con más carga, y aumenta su competitividad frente a la competencia

Uso de instalaciones del Canal
Uso de instalaciones del Canal

Estando próxima a inaugurarse la ampliación actual del Canal, al terminarse la construcción de un tercer juego de esclusas que permitirá desde junio de 2016 el paso de barcos de mayor tamaño de los que transitan por el Canal desde su inauguración en 1914, se prepara la realización de prácticas de buques remolcadores para acarrear —dentro de las esclusas— a los grandes barcos que las usarán.

A diferencia de las esclusas originales, que seguirán en uso para atender a la gran flota actual que por ellas transita y que es acarreada con cables por locomotoras, a lado y lado de las naves, entre una esclusa y otra hasta su salida a los lagos del Canal o al mar —según sea el caso—, las del tercer juego no contarán con esas locomotoras sobre la superficie de esclusas, sino con buques remolcadores a nivel del agua dentro de ellas.

En ambos casos la razón del acarreo ha sido, y es, que las naves sean trasladadas con el mínimo o con ningún movimiento lateral sin rozamientos entre sus cascos y las paredes de las esclusas, lo que un traslado autopropulsado por la nave, sin ayuda de acarreadores, no garantizaría.

Para el análisis del movimiento de las naves dentro de esclusas ampliadas, los diseñadores del proyecto, o los expertos de la Autoridad del Canal (ACP), podrían haber determinado que, por el peso de las enormes naves que transitarán, o por otras razones, un bamboleo —o leve movimiento lateral— es mínimo o nulo, y que con un espacio libre mayor que el de las esclusas actuales no hay peligro de rozamiento dañino entre naves y paredes de esclusas al ser arrastrados por buques remolcadores.

Además de las consideraciones planteadas, y aunque se hubiesen podido instalar mayores y más potentes locomotoras, el sistema de buques remolcadores fue escogido: o por ser el único que se podía instalar, o por ser más económico y eficiente que el de locomotoras. Sin embargo, si fuera posible y conveniente, a lo mejor también se instalaría en un futuro el sistema de locomotoras para aplicarlo además en ciertas circunstancias.

En otro aspecto, con la construcción de la ampliación en el área de Cocolí, cercana al océano Pacífico, se interrumpe la carretera construida hace más de medio siglo desde Cocolí hasta el puente de Miraflores, el primero sobre el Canal. Este puente, con superestructura de cerchas de acero en su tramo móvil y en voladizo, al extremo y sobre las esclusas frente a la salida al Pacífico, está en desuso desde el uso del Puente de Las Américas, el primero fijo sobre el Canal. No obstante, podía ser usado en alguna eventualidad, porque también contaba y aún cuenta con un tramo de estructura fija entre las esclusas y el área de Clayton. Pero, con la actual ampliación, queda inhabilitado y como monumento al primer paso automotriz sobre el Canal.

Con el planeamiento de la construcción de un nuevo puente sobre el Canal, en el sector del Pacífico, el cuarto, proyectado cerca del Puente de Las Américas, se modificará áreas bajo la jurisdicción de la ACP para acomodar las instalaciones de tal puente automotriz y ferroviario, y sus accesos, visualizado en las Memorias del MOP de 2005. No obstante, quedarán fuera de cualquier construcción futura de una nueva ampliación del Canal para un cuarto juego de esclusas.

Con ampliaciones, el Canal ofrece acceso a naves más grandes, con más carga, y aumenta su competitividad frente a la competencia: de otras rutas; de canales ‘terrestres ', o; de canal a nivel del mar que se construyera por otro país del istmo centroamericano —aunque, por complicaciones sociales y, o, políticas, esto no resulte tan probable— espantando el fantasma de su inutilidad comercial. Tal inutilidad era el gran temor que sentían los EE.UU., cuando entregaron la soberanía del Canal a Panamá, aparentando ceder a reclamos soberanísticos de Panamá de casi un siglo, pero reteniendo con el Tratado de Neutralidad su posición geoestratégica.

INGENIERO CIVIL.

==========

‘Con ampliaciones, el Canal ofrece acceso a naves más grandes, con más carga, y aumenta su competitividad frente a la competencia: de otras rutas; de canales ‘terrestres ', o; de canal a nivel del mar que se construyera por otro país...'