Temas Especiales

28 de Mar de 2020

Avatar del Jorge Luis Macías Fonseca

Jorge Luis Macías Fonseca

Columnistas

El cambio universitario llegó a Colón

El candidato oficialista en el CRU de Colón habrá de explicar claramente el uso político que se le dio al Cidete

Los resultados de las elecciones universitarias en el CRU de Colón, pusieron de manifestación un absoluto y rotundo rechazo a un modelo de gestión basado en el autoritarismo, las presiones, desconocimiento rampante de las normas, la exclusión y el favoritarismo que en nada benefició a la primera casa de estudios de la provincia. El alejamiento del CRU de Colón de los principales problemas de la provincia y peor aún la poca consideración en razón de eso, de las autoridades nacionales y provinciales, llegaron siquiera a tomarlo en cuenta, como fue, p. ej., el Decreto Presidencial que convocó a una serie de instituciones para el proyecto de renovación de Colón.

Se administró el CRU de Colón en razón de los intereses de grupos y se copió malamente un patrón, tratando de encarnar a uno de los dioses del Olimpo. En Colón perdió también la arrogancia y ganó la sensatez. Los universitarios en su conjunto (administrativos, estudiantes y docentes) apostaron a la renovación e innovación, eligiendo a Juan Fidel Macías, y, con esto, cerraron uno de los peores y más oscuros momentos de la historia de la educación superior de la provincia de Colon.

Por primera vez y como nunca antes, muy a pesar de las contradicciones políticas, entre sectores del CRU de Colón, se había llegado a los niveles de bajeza y vileza como en esta elección. A través de las redes sociales se desarrolló un programa de ataque voraz e inhumano en contra del candidato a director por el cambio y de todo su equipo. Se lastimó la honra de familias enteras, se abrieron heridas muy difíciles de sanar y se puso al CRU de Colón como el centro de estiércol y no de proposiciones sanas.

Desde luego, diligenciados desde grupos estudiantiles oficialistas y con la aquiescencia del poder universitario regional se desató la vil agresión. Se encargaron de montar su aparato de descrédito y de seguro en la oscuridad del anonimato disfrutaron su creación. Precisamente, eso fue lo que rechazó el universitario colonense, quien con el voto dijo un hasta aquí y quien, además, con ello exige responsabilidad sobre la administración de los bienes del CRU de Colón en este último quinquenio.

El candidato oficialista en el CRU de Colón habrá de explicar claramente el uso político que se le dio al Cidete, la instauración de dos circos en los predios del CRUC y los beneficios pecuniarios, si los hubo, para la institución, el uso del local de la Apudep como centro de campaña, la administración de los fondos de los graduandos y por supuesto (entre muchas otras cosas), el estado de situación de la ocupación de terrenos del CRU de Colón por el estadio Armando Dely Valdés y por el Club 20-30. Y es que la renovación que llegó, la es igualmente para renovar modelos de gestión transparentes y para la rendición de cuentas que nunca se dio con claridad y que hoy lo exigimos los universitarios colonenses.

Un nuevo amanecer se da en el CRU de Colón.

DOCENTE UNIVERSITARIO.