Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Oscar Lasso Altamiranda

Columnistas

Fundación del Trabajo , construyendo la sostenibilidad

En los años 1990, Panamá requería enfrentar la apertura de mercados que ya para ese año, tomaba una fuerza incontenible

La Fundación del Trabajo promueve el desarrollo y gestión de una cultura de innovación en las organizaciones, sin embargo el problema en el ámbito de la cultura para la innovación, precisa que no existen las condiciones y las características culturales que favorezcan la implementación de nuevas ideas que agreguen valor para alcanzar los resultados deseados.

Las propuestas de solución son la generación y ejecución de políticas gubernamentales y de Estado, incluida la premiación, reconocimiento orientado a la innovación (Creación de un ecosistema innovador). Generar y articular una cultura de innovación a través de cambios en la currícula (contenidos y métodos) educativa desde la infancia. Crear y fortalecer organismos que fomenten la I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación).

Las condiciones organizacionales y riesgos, incentivan elaborar políticas internas y estructuras organizacionales flexibles que permitan generar una cultura de innovación. Identificar y diseñar los nuevos puestos de trabajos y formar a los trabajadores según estos perfiles. Fomentar valores de innovación: tolerar y generar la diversidad, aceptación de los errores. El objetivo general fue contribuir a la promoción e implementación de prácticas organizacionales, sectoriales y territoriales sostenibles en torno al trabajo productivo seguro y saludable, el desarrollo inicial y continuo de competencias, así como su certificación, con la participación de representantes de 18 países del continente.

Tiene entre sus objetivos generales, contribuir a la promoción e implementación de prácticas organizacionales, sectoriales y territoriales sostenibles en torno al trabajo productivo seguro y saludable, el desarrollo continuo de competencias, así como su certificación.

Entre sus objetivos específicos, están el compartir lecciones aprendidas de las organizaciones, su aporte a la competitividad, productividad y sostenibilidad social y ambiental, como estímulo para el diálogo y la cooperación entre otros actores sociales y organizacionales, públicos y privadas acerca de políticas, estrategias y herramientas para promover el desarrollo de competencias, con espacios para la reflexión y enfoques prácticos de gestión.

Todo esto se dirige hacia directivos y responsables del desarrollo organizacional y de las áreas de desarrollo de competencias de las personas, además de directivos responsables de operaciones de las empresas; de organizaciones no gubernamentales, representantes de organizaciones de empleadores y trabajadores involucrados en el desarrollo y gestión de recursos humanos.

La Fundación del Trabajo cumplió 24 años en la promoción del diálogo, en su inicio en 1992 como organización Bipartita, a partir del 2012 entra a formar parte el MITRADEL y se transforma en una organización tripartita de empresarios, trabajadores y Gobierno.

En los años 1990, Panamá requería enfrentar la apertura de mercados que ya para ese año, tomaba una fuerza incontenible. Esta corriente de cambios exigía productividad y competitividad del Sector Productivo, lo cual demandaba igualmente variación en los modelos de gestión y esto solo era posible en un ambiente de armonía laboral. Entonces, no había capacidad de diálogo entre empresarios y trabajadores. La dictadura distanció a los dos grupos y un clima de confrontación entre los sectores productivos.

Dentro de ese contexto, nace la idea del diálogo entre ambos grupos, que se va dando, hasta el 3 de noviembre de 1992 cuando se concretiza la Fundación del Trabajo y el 26 de julio de 1993 cuando se logra la Personería Jurídica.

Siendo su precedente un acuerdo entre el Sindicato de Industriales de Panamá – (SIP) y la Confederación de Trabajadores de la República de Panamá (CTRP).

¿Qué ha ocurrido desde entonces?

Se establecen fases de acciones orientadas al posicionamiento, específicamente dirigidas a lograr el reconocimiento del Estado, el reconocimiento Internacional, y el gremial sustentados en la armonía interna.

Su misión original en ese momento, buscaba como razón de ser ‘facilitar el diálogo entre trabajadores y empresarios en el país', teniendo como cambios deseados ‘sustentado en el reconocimiento nacional e internacional', recurriendo como mecanismo ‘a través de procesos democráticos, una amplia participación y proyección'; con el importante soporte ‘apoyados en la cooperación internacional, institucional y privada'.

Con esta misión, se buscaba fundamentar un ‘desarrollo estratégico de la relaciones productivas del país'.

PERIODISTA Y ABOGADO