Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Elvia Alvarado De Amador

Columnistas

Una espera en democracia

Y nuestras autoridades, casi que hace 27 años, quieren prórrogas y tratar con guantes de seda al vecino DEL GRAN GARROTE.

A raíz del fallecimiento de mi esposo he tenido un silencio periodístico de siete meses; no obstante, las noticias no han dejado de suscitarse en nuestro medio y en el mundo y aunque se quiera salir de los acontecimientos bochornosos, putrefactos, contemplativos y engañosos, seguimos con las mismas calles llenas de huecos y excrementos, las quebradas atiborradas de basura, la misma dejadez o peor, y lo que es peor, la falta de sabiduría administrativa y la poca dignidad de mucha gente que debiera salir al frente de los problemas para mediar o para resolver los conflictos que se tienen en nuestro país.

Es como tener un papá, pero quien manda en tu casa es el vecino. Aún recuerdo los trepa que sube que durante el régimen militar vivió Panamá, donde la CRUZADA CIVILISTA, vestida de blanco, sacó pitos, pailas y pañuelos para hacer manifestaciones pidiendo democracia a lo largo y ancho del país, pidiendo DEMOCRACIA donde hubo carcelazos, toletazos, manguerazos y hasta la propia vida le costó a muchos panameños que lucharon con dignidad.

De esa ayuda que vino del norte por la DEMOCRACIA ANHELADA hubo muchos muertos, luego de que incluso se estrenaron armas en la INVASIÓN, que ocurrió en PANAMÁ, hace 27 años, para un 20 de Diciembre, cuando ya se escuchaban las plenas navideñas en muchos barrios capitalinos y se andaba en busca del jamón y el pavo de Navidad. Y CON FUROR, EL VECINO NORTEÑO, DIZQUE AMIGO de Panamá, metió sus garras en las entrañas mismas del país y MASACRÓ A GENTE INOCENTE que aún no aparece. Y nuestros conciudadanos a muchos niveles de responsabilidad, siguen guardando silencio ante el coloso, quizá con miedo a perder la visa para poder refundirse en el PAÍS DUEÑO DE LA DEMOCRACIA.

Y así como lo hicieron hace 27 años y le fue bien, ahora invaden el poder de circulación a que tenemos derecho los periodistas panameños de ejercer el periodismo a través de La Estrella de Panamá y El Siglo. Y nuestras autoridades, casi que hace 27 años, quieren prórrogas y tratar con guantes de seda al vecino DEL GRAN GARROTE.

Hace muchos años, cuando comencé en esta profesión, mi profesor MANUEL BARRIOS ME DIJO ‘el que agacha la cabeza lo mandan' y mentira no es. En víspera de la JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD que se celebrará en PANAMÁ con millones de seres humanos, nuestros gobernantes puedan decirle a los jóvenes del mundo y con dignidad, que en PANAMÁ existe democracia plena, que ningún Gobierno del mundo tenga injerencia en nuestras decisiones y en el desarrollo de país.

Eso se puede hacer con dignidad ciudadana y que el Todopoderoso, al que adoramos los cristianos, la traiga a raudales.

Y de ñapa, que los TRES REYES MAGOS traigan bolsones de vergüenza y compromiso con las futuras generaciones de periodistas que abrazaron esta profesión.

Desde Chiriquí, un abrazo fraterno a Doris, Peña Morán y todos los demás colegas de GESE.

PERIODISTA