Temas Especiales

11 de Aug de 2020

Israel Pérez Rodríguez

Columnistas

Construyamos un complejo de alto rendimiento olímpico

Los terrenos del Estado no deben ser vendidos, cedidos ni donados.

En distintas publicaciones he leído la opinión de algunos empresarios que abogan por la reubicación de los colegios secundarios ubicados en la vía Israel, al tiempo que sugieren construir estructuras comerciales o residenciales. Quienes promueven la reubicación de los colegios, aducen que esas edificaciones datan de los años 50 y están en pésimas condiciones, por supuesto que con este argumento, empresarios y especuladores buscan despejar el camino para construir nuevos proyectos inmobiliarios en ese sector.

No es un secreto que en Panamá la carencia de una legislación concreta en esta materia ha permitido la especulación, el lucro desmedido y el desorden urbano que benefician a algunos en detrimento del resto de los ciudadanos. Los terrenos del Estado no deben ser vendidos, cedidos ni donados.

Como ciudadano, residente en el sector de San Sebastián, lugar donde nací y me crié, propongo que, si los colegios antes mencionados son trasladados de este sector, estos terrenos sean utilizados para construir un complejo de alto rendimiento deportivo, el cual serviría a todos los jóvenes atletas del país que tendrían un lugar donde entrenar en su disciplina deportiva, a la vez sería un sitio donde se podrán realizar competiciones nacionales e internacionales, eventos, culturales, conciertos, y otras actividades.

En este centro olímpico se practicarían diversas disciplinas deportivas, como: atletismo, natación, gimnasia, volibol, baloncesto, judo, karate, ajedrez, lucha olímpica, halterofilia, béisbol, softbol, tenis de campo y de mesa, esgrima, pentatlón, triatlón, clavados, polo acuático y nado sincronizado, etc. También podrían operar las oficinas del Comité Olímpico de Panamá y el Ministerio de Deporte o Pandeportes.

Recientemente tuve la oportunidad de visitar República Dominicana y apreciar cómo nuestro hermano país cuenta con un centro olímpico donde se encuentra también un estadio olímpico, ambos son complejos deportivos multiuso, construidos inicialmente para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1974. Similares instalaciones hay en la vecina Colombia que también cuenta con un centro deportivo de alto rendimiento.

¿Qué impide mirar con visión de futuro y hacer una inversión que beneficie a muchas generaciones de panameños y que les ofrezca la oportunidad a los jóvenes panameños de optar por el deporte y alejarse de la delincuencia?

A Panamá se le menciona como cuna de campeones en diferentes disciplinas deportivas, me permito recordar algunas de esas figuras que le han dado gloria y buen nombre al país: Teófilo ‘Panamá' al Brown, Roberto ‘Mano de Piedra' Duran e Ismael Laguna en boxeo; Eileen Marie Coparropa en natación; Lloyd LaBeach, Irving Saladino y Alonso Edward en atletismo; Mario Butler, Rolando Frazer y Davis Peralta en baloncesto; Rommel Fernández y los hermanos Dely Valdés en el fútbol; y, Rodney Carew y Mariano Rivera en béisbol.

Recientemente, Panamá fue escogida para ser sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2022, considero que el momento es propicio para que las autoridades deportivas y los dirigentes y promotores del deporte, así como los ciudadanos que queremos un mejor futuro para nuestra niñez y juventud, sumemos esfuerzos en el desarrollo de un proyecto de Estado que permita que las presentes y futuras generaciones de panameños tengan la oportunidad de desarrollar sus talentos, representar con orgullo al país y alejarse de las pandillas, la deserción escolar, la drogadicción y otros males sociales que hoy los aquejan, ya que su incursión en la práctica de disciplinas deportivas es el mejor antídoto contra estos males sociales.

Juntos podemos hacer que esto cambie a mediano plazo, solo hace falta el interés y la voluntad de nuestros gobernantes, autoridades locales, dirigencias deportivas y la colectividad. Panamá necesita proyectos que nos unan como sociedad y los deportes siempre han sido esa amalgama que permite a la gente trabajar unida para lograr propósitos nobles que nos dignifiquen como país y que nos hagan sentir el orgullo de ser panameños.

CONTADOR Y LÍDER COMUNITARIO.