La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

John A. Bennett N.

Columnistas

Derechos humanos según La Estrella

Si La Estrella de Panamá tiene 100 colaboradores y les ponen la tarea de definirlo, saldrán con 100 definiciones diferentes y estrambóticas

Como la retroalimentación siempre es buena, le comento a la Redacción de La Estrella de Panamá su ‘entre líneas' acerca de los derechos humanos y el ‘neoliberalismo'. Comencemos por sugerir que hablamos de una abstracción y en estos menesteres debemos andar con pie de plomo, si lo que buscamos es claridad y evitamos enredar. Veamos de inmediato que la salud es parte de la vida; de manera que no tiene sentido decir que primero viene una y luego la otra.

Ya la humanidad, luego de unas horrorosas guerras, acordó la declaración de los principios de los derechos humanos; y, aunque en algunos aspectos se tropiezan, en general es un buen punto de partida.

El derecho humano básico es el derecho a la vida, que es aquello con lo cual nacemos. Luego, siendo el ser humano un ser cognitivo, tiene derecho a sus pensamientos y a las libertades inherentes a su naturaleza; cosas como transitar, expresarse y tal. Así llegamos al tercer derecho fundamental que es el a la propiedad, o aquello que nos es propio. Es una cualidad peculiar a la persona. Propio es lo natural, lo que cabe o justo. No estamos hablando de cartas al Niño Dios.

Decir que ‘toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios…' nos desemboca en un lodazal sin salida; ya que al decir todo eso estamos imponiendo responsabilidades a otros. En otras palabras, serán otros los que tendrán que proveer. ¿Eso cabe y es justo?

Los medios de comunicación deben cuidarse de referirse a sistemas o ideologías, tal como ocurre en esta opinión de la redacción cuando hablan del ‘neoliberalismo'. ¿Qué es el neoliberalismo'? Si La Estrella de Panamá tiene 100 colaboradores y les ponen la tarea de definirlo, saldrán con 100 definiciones diferentes y estrambóticas.

Para mí el neoliberalismo es un movimiento de tendencia socialista o de izquierda. Tal como dice la palabra, ‘neo-liberal' o nuevo liberal; se refiere a la filosofía de Wilhelm Röepke de un sistema del centro, que evitara los extremos del capitalismo y el colectivismo. O lo que yo llamo: ‘Ni con la izquierda ni la derecha sino todo lo contrario'; es decir, pura confusión. Pero, en fin, neoliberal y derecha o ultraderecha están lejos de ser lo mismo. A mí me pasan el liberalismo, que es sinónimo de libertad.

Luego habla la Redacción de las IFIS (bicho malo), diciendo que estas: ‘recomiendan' recortar gastos del sector social…'; lo cual también provoca confusión; pues hay que definir lo que es el ‘sector social'. Además, no se trata de recortar sino el tamaño del Gobierno gigante y dañino. Dañino precisamente al sector al cual alude la Redacción. ¿O será que verdaderamente creen que todos los impuestos terminan ayudando a los que menos tienen?

Y más me ofusca cuando dicen que: ‘…por ello los servicios públicos de salud y educación son cada vez peores…'. Con todo respeto, pero eso es irrespeto a la verdad. Es falaz decir que ‘la constante es el incremento de la pobreza…'. Eso no es periodismo informativo sino uno de malas opiniones.

En lo que sí concuerdo, al menos en el sentido real de las letras, es cuando terminan diciendo que ‘…tenemos que cambiarlo por una verdadera política que respete y valore los derechos humanos'. Pero… ¿en realidad qué es lo que sugieren? ¿Será que proponen más neoliberalismo?, ya que eso es precisamente lo que practicamos hoy día. Un neoliberalismo enamorado del neosocialismo.

AVIADOR/EDUCADOR/EMPRESARIO.