Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Avatar del Juventino Caballero Aparicio

Juventino Caballero Aparicio

Columnistas

Fin de un convulsionado 2017

Las crecientes tensiones por el desafío nuclear de Pyongyang hacia algunas naciones del Asia han hecho reaccionar al mundo

Desde crímenes por uso de armas químicas en Siria, hasta la votación del mundo en Naciones Unidas contra la decisión unilateral de los Estados Unidos de declarar a Jerusalén como capital de Israel, el 2017 convulsionó al mundo de la información internacional con noticias y sobresaltos de toda índole.

El balance final del año 2017 será siempre recordado por noticias de impacto mundial, desde la juramentación de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos de América que marcó una nueva era post Obama en la política internacional.

Las crecientes tensiones por el desafío nuclear de Pyongyang hacia algunas naciones del Asia han hecho reaccionar al mundo. Pues en julio, Corea del Norte lanzó dos misiles balísticos intercontinentales aparentemente capaces de alcanzar el territorio continental de Estados Unidos, que el líder norcoreano Kim Jong-un describió como un regalo para los ‘bastardos estadounidenses'.

En Medio Oriente la crisis diplomática en Catar desencadenada por algunos países árabes, encabezados por Arabia Saudita, dio como resultado la ruptura de relaciones diplomáticas entre dicho país y diversas naciones musulmanas. Varios países de la región acusan a Doha de dar soporte a distintos grupos terroristas de la región, incluyendo a Al Qaeda y el Estado Islámico de Irak e interferir en la política interior de sus países.

África no se escapa de esta vorágine política, no cabe la menor duda de que la más grata sorpresa del 2017 en ese continente fue la reciente caída del presidente eterno, Robert Mugabe, después de 37 años de hegemonía en Zimbabue, la democracia parece sonreír al continente negro. La decisión del Tribunal Supremo de Kenia de invalidar las elecciones generales celebradas en agosto marcó un hito en el país, enfrentado así a una cuestionada victoria del presidente Uhuru Kenyatta.

Nuestro hemisferio fue uno de los más agitados, marcados por los mayores escándalos de corrupción robo y asalto a los horarios de nuestras naciones, incluso que han hecho temblar a gobernantes, como lo fue el reciente caso del Perú, donde la penetración del flagelo de la corrupción casi dio al traste con el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski.

Odebrecht, quizás sea el término que menos quieren escuchar los gobernantes latinoamericanos. Escándalo que tuvo como epicentro de acción a Brasil y de allí se ha extendido a mucho países como Ecuador, República Dominicana, Venezuela, Perú y cuyos tentáculos llegaron a la banca europea.

En términos políticos, en el Cono Sur la derecha regresa nuevamente tras derrotar a una izquierda llevada de la mano de Michel Bachelet, ubicando a dos importantes países con economías emergentes con tendencias derechistas.

Venezuela en un perfecto caos, con una democracia en estado de coma, una economía totalmente en crisis, con saldos rojos y con número significativos de muertos por represión y en contra de la libertad de expresión.

Centroamérica no descansa, las recientes elecciones han sido duramente cuestionadas y acusadas de fraudes, llevando al país al borde de un enfrentamiento político irreconciliable, la palabra ‘fraude' es el invitado indeseable a esa fiesta electoral.

En el istmo canalero, el año 2017 también hizo estragos, profundizándose más los casos de denuncias por el escándalo Odebrecht y los llamados Papeles de Panamá.

No sin dejar de lado la buena noticia de que seremos la sede en el año 2019 de la próxima Jornada de la Juventud.

En fin, en todas las latitudes del mundo, el 2017 se despide más con pena que con gloria; esperemos que el 2018 sea un mundo mejor para la diplomacia, la democracia y la paz mundial. Adiós 2017, bienvenido 2018.

DIPLOMÁTICO DE CARRERA.