La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Ricardo Arturo Ríos Torres

Ricardo Arturo Ríos Torres

Columnistas

Operación Soberanía

La juventud quijotesca, con sed de soberanía, hace historia

El 2 de mayo del 2018 se cumplen 60 años de una gesta inolvidable: la siembra de banderas panameñas en el enclave colonial de la Zona del Canal. Decenas de universitarios, de manera pacífica, cívica y silenciosa, a la misma hora, y en distintos puntos claves del paraíso de los zonians , con dignidad patriótica, realizan para asombro del Coloso del Norte la Operación Soberanía.

Carlos Arellano Lennox, como presidente de la Unión de Estudiantes Universitarios (U.E.U), dirige la acción como parte del acuerdo del IIo. Congreso Extraordinario de la Federación de Estudiantes de Panamá del 12 de diciembre de 1957 que considera, como máxima prioridad del movimiento estudiantil, la plena jurisdicción nacional en la Gran Zanja.

La juventud panameña, con plena conciencia del devenir de una nación con auténtico sentido de pertenencia, es la precursora de una odisea sin igual, el ejercicio pleno de nuestra soberanía en la Zona del Canal.

El Panamá literario con el aporte de sus poetas, narradores, dramaturgos, ensayistas y promotores culturales como Amelia Denis de Icaza, Ricardo Miró, Gaspar Octavio Hernández, Guillermo Andreve, Joaquín Beleño, Rogelio Sinán, Changmarín, Ramón H. Jurado, Alfredo Cantón, Diego Domínguez, Ricaurte Soler, entre otros, enriquecen las raíces compartidas de una nación que vive una épica de la esperanza.

El 2 de mayo de 1958 el colectivo estudiantil con criterio propio y una nueva mentalidad histórica derrota la agresión psicológica impuesta por el país del gran garrote.

Una fuerza inédita desafía al águila imperial, es una actitud sin concesiones, le perdimos el temor, se rompen paradigmas, y la Operación Soberanía determina el cambio de rumbo en las negociaciones canaleras, de la etapa revisionista se avanza a la abrogación del Tratado Hay-Bunau Varilla de 1903, saga que culmina el 31 de diciembre de 1999.

La juventud quijotesca, con sed de soberanía, hace historia. La policía del imperio amenaza con no permitir otros actos patrióticos en su feudo, la Federación de Estudiantes de Panamá responde con la Marcha Patriótica del 3 de Noviembre de 1959 por los predios de la avenida 4 de Julio, decenas de panameños son agredidos por el ejército estadounidense, ¡ya no hay miedo! Son más de cien los heridos de perdigones y toletazos, es sin duda el antecedente directo del 9 de Enero de 1964. Son detenidos Ezequiel González Meneses y Ezequiel González Núñez.

El 9 de Enero de 1964, los estudiantes del Instituto Nacional entran a la Zona del Canal, ante la falta de cumplimiento del Acuerdo Chiari-Kennedy de izar la bandera en los centros civiles del área canalera. Panamá rompe relaciones con Estados Unidos, ante el asesinato de 21 hijos de la patria de Justo Arosemena y León A. Soto.

El movimiento estudiantil panameño, ante la falta de fe de una elite que solo defiende sus intereses personales, que desean una libertad sin sacrificios y sobre todo que afirman ‘que no se come soberanía', hace de la epopeya de las banderas una hazaña sin precedentes.

¡Hoy si comemos Soberanía! Del 31 de diciembre de 1999 a la fecha son más de 13 350 millones de balboas los que recibimos de un canal panameño. Estados Unidos de 1914 a 1979, le entregó a Panamá solo 67 millones.

En el 2017 fueron 1650 millones los recibidos por el tesoro nacional, los cuales lamentablemente no se invirtieron en reparar todas las escuelas, museos, centros de salud, hospitales, etc. La plutocracia con sus partidos políticos se dan banquete con lo que es el mayor patrimonio nacional.

Hoy, Panamá tiene pendiente un justo reconocimiento a Carlos Arellano Lennox y a los universitarios panameños que sembraron banderas para que nuestro país con júbilo cosechara soberanía.

La lucha histórica, desde el mismo día que se firma el oprobioso Panamá Cede a los Tratados Torrijos-Carter, nunca fue en vano.

Hoy somos un país con plena jurisdicción en todo el territorio nacional. ¡Salud panameños!

Nota: Para ampliar información, recomiendo la lectura de La patria estudiantil panameña en ‘Memoria de mis memorias' y la dedicatoria en ‘Los rostros del tiempo' en su 3ª. ed. corregida y aumentada. En la hemeroteca de la Biblioteca Nacional están los periódicos de la época con detalles de lo ocurrido el 2 de mayo de 1958 con la Operación Soberanía o siembra de las banderas, la Marcha Patriótica del 3 de Noviembre de 1959 y el 9 de Enero de 1964.

HISTORIADOR, ESCRITOR Y DOCENTE.