La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Antonio Clement

Columnistas

Omar y la reversión de la zona canalera

En diversas entrevistas y documentos del general Omar Torrijos Herrera se registra lo siguiente: ‘Tengo la visión de que esa Zona de Canal regrese a los panameños

En diversas entrevistas y documentos del general Omar Torrijos Herrera se registra lo siguiente: ‘Tengo la visión de que esa Zona de Canal regrese a los panameños, para así hacerlas de BENEFICIO COLECTIVO'. Y agrega, ‘NO podemos permitir que se saque a los actuales AMOS IMPERIALES, para dejar que esos beneficios sean ahora tomados por AMOS NACIONALES'.

Más de cuarenta años desde la trágica desaparición de Omar, y a dieciocho años de esa misión cumplida, luego de un análisis holístico, se concluye que el TÉLOS de esa lucha, NO SE HA CUMPLIDO. Por el contrario, la PRAXIS resultó contraria a la lucha de generaciones anteriores.

Los amos imperiales han sido reemplazados por amos nacionales en contubernio con todos los Gobiernos anteriores sin excepción, todos doblegados ante la corrupción y la compra de conciencia, regalando el recurso natural de todos los panameños a una pequeña mafia financiera corrupta.

Hay ciertos negocios en los que simplemente el Estado debe mantener, POR LEY, el 49 % de la utilidad, y bajo ninguna razón permitir que se entregue a los que hasta ahora se levantan como los AMOS DE PANAMÁ. ¿Por qué el 49 %? Porque el Estado siempre debe sacar la máxima utilidad en asociación PÚBLICA – PRIVADA, permitiendo a la vez que los expertos en el tema tengan bajo su responsabilidad la completa OPERATIVIDAD. Además, es el sueño de cualquier megaempresa tener a un Estado como socio. Es el más grande ejemplo de GANAR – GANAR.

La lucha librada para que se devolviera la ZONA DEL CANAL, no era por simple asunto de PEAJES; la lucha era para que TODOS LOS MEGAPROYECTOS NAVIEROS o de ENERGÍA, con utilidad garantizada, ubicados en esa ZONA del CANAL, tuvieran una rentabilidad para nuestro país. La lucha de tantas generaciones, por retomar la ZONA DEL CANAL, era para que el Estado tuviera beneficios económicos, y que hoy los Gobiernos corruptos por un puñado de dólares mal habidos, se lo han entregado a un grupito que se ha adueñado del país.

EJEMPLOS donde un grupito lucra con los recursos de todos los panameños, sobran:

Puertos en la ribera del Canal, tanto pacífico como atlántico llámese NAVIERO o de ENERGÍA, actual caso de las empresas de gas natural, que pretenden apoderarse de casi toda la generación de nuestro mercado. Esas son concesiones en las que el Estado debe ser CODUEÑO. De igual manera, las grandes hidroeléctricas de embalse posteriores a la privatización, en las que el Estado, a pesar de ser el dueño del ‘combustible', o sea, del agua, está siendo asaltado su legítimo derecho accionario. O sea, su 49 %.

NUNCA debe el Estado ceder a nadie sus legítimas acciones en los recursos naturales. Eso en la actualidad se ve vulnerado por la compra de conciencia de algunas de nuestras autoridades.

En el tiempo de la democracia más perfecta que hubo sobre la Tierra, más exactamente en Atenas durante el periodo de Pericles, no se permitía jamás que un solo hombre o grupo económico, acumulara monopolios, riqueza y poder desmedido. Aquellos que alcanzaban esa posición, simplemente eran exilados y esa riqueza se le expropiaba y se devolvía al Estado. Esa acumulación de poder desmedida y monopólica es exactamente lo que está pasando en Panamá.

Luego de filosofar y analizar, porque una democracia de derecha se vuelca súbitamente al terrorismo, o a Gobiernos como el de Fidel Castro o Hugo Chávez, he concluido lo siguiente: una democracia NUNCA debe darse el lujo de que la mayor parte del poder económico se concentre en un solo grupo económico, porque irremediablemente eso trae monopolios y la compra de autoridades de Gobierno.

Los monopolios por otro lado, socaban la democracia al permitir que un determinado grupo financiero domine las actividades económicas rentables del país, creando insatisfacción pública generalizada por un alza descontrolada en los precios.

Estos grupos económicos mantienen sus fichas distribuidas en casi todos los partidos políticos tradicionales, no tradicionales y los llamados independientes. Financian candidaturas en todos los niveles de todos esos partidos a los cuales controlan y luego pasan factura por las ‘donaciones' realizadas con un valor exponencialmente más alto que el invertido. Siendo que el juego capitalista que ellos vienen desarrollando, son bajo sus propias normas y leyes monopólicas, tildan y etiquetan a todo el que no está de acuerdo con sus desmanes y abusos de corrupción, de COMUNISTA o ANARQUISTAS. ¡Nada más lejos de la verdad! Su política es: o juegas con las leyes de este grupo o eres COMUNISTA. ¡Porque además de ambiciosos, deshonestos, pillos, corruptos, lavadores, encima son carilimpios y cada día más descarados!

Resumiendo: la visión de Omar Torrijos no se ha cumplido. Inclusive la elección del administrador del Canal debe ser filtrada o simplemente recomendada del mismo grupito financiero dominante. Los amos imperiales fueron reemplazados por amos nacionales.

¿Llegará el día en que volvamos a tener un liderazgo político que se atreva a enfrentar esa fuerza financiera diabólica que hoy se ha enquistado en el seno de nuestra sociedad? ¿Será un presidente? ¿Será una Asamblea? ¿O será un pueblo que deba alzarse contra estos abusos y atracos de esos ‘Sres. de saco y corbata' en contubernio con autoridades corruptas?

¡Hace falta un Gobierno como el de Pericles!

INGENIERO