Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Avatar del Mireya Lasso

Mireya Lasso

Columnistas

De Rusia18 a Qatar22

‘Nos conoció el mundo por nuestro espíritu alegre, por nuestro desbordante entusiasmo'

De Rusia18 a Qatar22
De Rusia18 a Qatar22

¡Cómo lo disfrutamos! Todo Panamá se hilvanó en un fuerte entretejido como pocas veces hemos logrado. Estuvimos pendientes de Sochi, Nizhny, Saransky, y de nuestra bandera y nuestro himno entonado en tierras extrañas, vistos por millones de gentes. ¡Qué contraste con el ambiente agresivo, cáustico, descompuesto, con que las fuerzas políticas conducen hoy a la división entre panameños! Qué decir de nuestra algarabía cuando el ‘veterano' capitán marcó el primer gol panameño, y cuando un inspirado novato perforó la portería ‘enemiga' con otro cañonazo que, aunque no se acreditó como gol, para nosotros sí fue.

Nos conoció el mundo por nuestro espíritu alegre, por nuestro desbordante entusiasmo mientras otros, asombrados, solo veían una gran contrariedad. ‘No tiene sentido,' muchos pensarían, ignorando el hecho de que la felicidad se encuentra en el corazón y en la mente de cada panameño porque todo depende del color del cristal con que se mire.

Alegrémonos, porque somos así los panameños cuando alguien o algo nos inspira y anima nuestros mejores sentimientos. La ‘Sele' lo logró y por eso todo el país les debe un profundo agradecimiento a ellos, a los deportistas y dirigentes que, por años de ‘sequía,' contribuyeron con sus esfuerzos e incansable empeño a hacernos llegar donde estamos. Fue una cruzada semejante a la lucha generacional por el Canal.

Ahora no podemos dormirnos en nuestros laureles. Un primer Mundial jamás se repetirá; vendrán otros a las cuales se impone asistir. ¿Qué debemos hacer para repetir, siendo cada vez mejores? Necesitamos planear con cabeza fría, proceder con decisión, evitar ilusiones emotivas vanas, ni dejárselo al azar.

Analicemos lo sucedido en Rusia hasta la segunda ronda. Participaron originalmente 32 países de seis confederaciones. Pasaron a la siguiente ronda 16 países de cuatro confederaciones: 10 países de UEFA, cuatro de CONMEBOL, uno de CONCACAF, y uno de AFC. Ninguno de África ni Oceanía. De Europa y Sudamérica calificaron 14 de los 16, todos entre los 50 mejores seleccionados según la última clasificación FIFA2018.

Algo deben mostrarnos estos datos para nuestro futuro, por lejano que parezca. Partamos del hecho evidente de que en UEFA y CONMEBOL compiten los equipos más poderosos y técnicos, con más tradición futbolística, con más recursos y con mejores jugadores; resulta entonces obvio que sería compartiendo con ellos como nuestros jóvenes futbolistas deberían procurar formarse y aprender lo que nos hace falta. Sospecho que hacia allá apuntaba el DT de la ‘Sele' cuando advirtió que el deporte y las técnicas europeas son distintas a las acostumbradas en nuestro país y continente.

Para mejorar es necesario codearse y aprender de quienes son mejores que nosotros. ¿Cómo lograrlo? El camino será largo, pero hacia allá deberíamos apuntar. Un buen comienzo sería que la LPF estableciera relaciones ordenadas y formales con algunos equipos europeos para instalar centros de capacitación y entrenamiento locales, como lo suelen hacer equipos de béisbol de Grandes Ligas.

Vale también escuchar las recomendaciones del excapitán de la ‘Sele' cuando clama por una organización y estructuras, estadios adecuados, centros de alto rendimiento a todos los niveles, con nutritiva alimentación y cuidado físico.

Nada de lo sucedido en Rusia nos sorprendió: lo vaticinó el DT de la ‘Sele' cuando aseguró que ‘será complicado, vamos a aprender, pero vamos a disfrutarlo a plenitud.' Lo hemos gozado como nunca y estamos de acuerdo en que hay mucho por hacer. Vendrán muchos Qatar; allí estaremos, Dios primero, mejor preparados por la semilla que en buena hora la ‘Sele' nos abonó. Démosles el sonoro apoyo con el mismo entusiasmo que demostramos en junio… ¡y que la política no logre dividirnos!

EX DIPUTADA