25 de Feb de 2020

Abilio Abel González López

Columnistas

Proteja el medio ambiente

El uso medio de una bolsa de plástico es de 10 minutos y el tiempo que tarde en degradarse es de 400 años

E s un hecho que en Panamá, mediante la Ley 1 de 19 de enero de 2018, se adoptan medidas para promover el uso de bolsas reutilizables en los establecimientos comerciales, prohibiendo el uso de bolsas de polietileno para transporte de productos o mercaderías.

Esta norma legal establece que los supermercados, farmacias y minoristas tendrán 18 meses a partir de la promulgación de la ley para proceder con el reemplazo de las bolsas plásticas , mientras que los almacenes y mayoristas tienen 24 meses para realizar el cambio. Todo indica que el uso racional de este material no degradable será pronto una realidad en nuestro país.

El uso medio de una bolsa de plástico es de 10 minutos y el tiempo que tarde en degradarse es de 400 años. El plástico, a pesar de sus ventajas y precio económico, es un producto nocivo para el ambiente, porque su fabricación se realiza a partir de derivados del petróleo y se convierte muy rápidamente en un residuo altamente contaminante.

Ante este panorama, los consumidores tienen la responsabilidad de proteger un ambiente saludable, que favorezca la calidad de vida a generaciones presentes y futuras. Hay que preferir las alternativas para eliminar el uso del plástico no biodegradable, que tanto daño hace al planeta.

Las opciones para reemplazar a las bolsas de plástico tradicionales, que entregan los supermercados y demás locales no se deben hacer esperar. Por ejemplo, los clientes de clubes por membresía, al hacer las compras saben que en estos locales no se entregan ningún tipo de bolsas y aún así, acuden masivamente a comprar y transportan los productos en sus empaques originales y otros llevan sus respectivas bolsas que utilizan varias veces. Ese es el principal objetivo que busca la Ley 1 de 19 de enero de 2018.

También esta norma legal, destaca que los comerciantes podrán optar por el cobro o no de las bolsas reutilizables, siempre y cuando la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) fiscalice que sean vendidas a precio de costo. Asimismo, esta institución determinará las sanciones que correspondan por el incumplimiento o transgresión de esta ley, de acuerdo con lo establecido por la Ley 45 de 2007 (de protección al consumidor y defensa de la competencia). Los ingresos recaudados por las multas pasarán a un fondo creado por esta institución, destinado a los programas de reciclaje y docencia sobre temas relacionados con materiales contaminantes.

Si deseamos un país libre de material contaminante, los consumidores debemos apoyar esta iniciativa y poner nuestro granito de arena. La educación y promoción debe iniciarse en el hogar inculcando a toda la familia, sobre los efectos negativos de las bolsas de polietileno para nuestro ambiente.

Recordemos que las bolsas reutilizables son aquellas diseñadas para ser empleadas más de una sola vez, en contraposición a las habituales elaboradas de plástico, que en ocasiones no se depositan adecuadamente, sino que se tiran indiscriminadamente en lugares inapropiados, produciendo una contaminación en los paisajes naturales.

Por otra parte, existen supermercados que desde hace varios años, entregan bolsas plásticas oxo biodegradables, tal como los de la cadena de El Machetazo y Riba Smith. Esas bolsas poseen una vida de uso controlada y al tener contacto directo con el sol y el agua, al ser desechadas, se degradan en un período específico de tiempo, convirtiéndose en abono para todo tipo de plantas. Lo que representa una alternativa menos contaminante, para nuestro ambiente.

COMUNICADOR SOCIAL