25 de Sep de 2022

  • Garrit H. Geneteau D.

Columnistas

China Popular: expectativa económica para África y Latinoamérica

Algunas de estas compañías chinas vienen a Panamá a participar en licitaciones públicas.

Las compañías y consorcios de la China Popular se han convertido en los grandes inversionistas del Sureste de Asia, de África y de Latinoamérica. Todos sabemos que ya llegaron a Panamá y así lo destacan los medios de comunicación social. Algunas de estas compañías chinas vienen a Panamá a participar en licitaciones públicas. Esta por evaluar si se consideran inversionistas de las economías emergentes con recursos propios. Otras compañías chinas, sin embargo, si están invirtiendo sus recursos propios en Panamá. Algunas de estas compañías ya iniciaron sus proyectos, como es el caso de Panamá Canal Colón Port, subsidiaria de Lambridge Group de propiedad del billonario chino Ye Cheng.

China Popular tiene un régimen socialista. De acuerdo a los principios del socialismo clásico los medios de producción de un país socialista deben estar en manos del Estado. Entonces, ¿cómo es que en China Popular existen billonarios y millonarios? De acuerdo con las encuestadoras Forbes China y Hurun China, el número de billonarios chinos iguala o se acerca al de los Estados Unidos de Norteamérica. ¿Cómo es posible que estos billonarios hayan podido acumular tanta riqueza en un país socialista? La respuesta nos la dan los estudiosos y los investigadores. Sencillamente tales billonarios funcionan y se benefician a la sombra del Gobierno chino y en muchos casos algunos son miembros destacados del Partido Comunista Chino. Estos investigadores consideran que ciertas decisiones importantes que toman estos billonarios y sus empresas siguen los lineamientos y políticas del Gobierno chino. Eso explica quizás en buena medida la aprehensión del Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica sobre las inversiones de compañías chinas en América Latina.

En el área del Caribe la presencia china está incrementando. Con Cuba mantienen relaciones estrechas desde hace años. En Jamaica se han hecho sentir fuertemente, en Venezuela financian gran parte de la actividad pública, con República Dominicana acaban de restablecer relaciones diplomáticas. En el caso de Panamá ya se inició la construcción de un superpuerto de contenedores en el área atlántica cerca de la entrada del Canal de Panamá y ese mismo grupo (propiedad del billonario Ye Cheng) planea la construcción de una planta de gas natural. Pareciera entonces que se vislumbra un caribe con influencia china.

No estamos hablando de proyectos bajo consideración como el tren bala de Panamá a David, sino de proyectos que ya están siendo ejecutados, como sucede con otras grandes inversiones como Minera Panamá, que se realizan en áreas alejadas y no nos damos cuenta de su repercusión.

Las constructoras chinas ya nos dieron su carta de presentación durante el reciente Expo Capac. Y pondrán en aprietos a las constructoras locales y a las constructoras norteamericanas y europeas que difícilmente podrán competir en precios contra ellas. Esto debería traducirse en que el Gobierno panameño podría adjudicar obras en licitaciones públicas por sumas menores. Está por verse si será así. En todo caso nuestra experiencia con algunas compañías europeas no ha sido buena y prueba de ello es el Grupo Unido por el Canal y sus múltiples reclamos y arbitrajes.

China está interesada en los sectores marítimo y turismo. Hay grandes expectativas sobre la posibilidad de que miles de turistas chinos visiten Panamá llegando a nuestro país en vuelos desde Beijing. También se especula que inversionistas chinos pueden desarrollar áreas turísticas como la Isla del Rey y otras zonas similares. Esto último podría aminorar los problemas que tiene el aletargado sector turístico en Panamá. Igualmente se espera que muchas compañías chinas establezcan en Panamá oficinas regionales o sedes de compañías multinacionales, o se establezcan en la Zona Libre de Colón, o en el Área Económica Especial de Panamá Pacífico.

Es prematuro predecir el resultado de la inversión china en Panamá, pero existe muy buena posibilidad de que recibamos un refuerzo económico importante a nuestra economía, que está desacelerándose.

DOCENTE Y PERIODISTA.