Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Edwin R. Molina J.

Columnistas

Paradigma para el desarrollo: ¿autogestión o paternalismo?

Las comodidades que disfrutamos son producto del avance tecnológico surgido del desarrollo del pensamiento divergente de mentes buscadoras

Las comodidades que disfrutamos son producto del avance tecnológico surgido del desarrollo del pensamiento divergente de mentes buscadoras y creadoras de soluciones y facilidades a través de sistemas, aparatos y mecanismos que les proporcionan ingresos e independencia económica contribuyendo con su inventiva al progreso de la humanidad.

Nada de eso se ha logrado a base de paternalismo oficial, sino a base de iniciativa, determinación, esfuerzo y perseverancia para alcanzar un objetivo. Ejemplo, el legado del avión de los hermanos Wright.

Tenemos que realizar esfuerzos tendientes a reemplazar el paternalismo y la dependencia, por la autogestión e independencia, tema que desarrolla amena, sencilla y magistralmente el destacado psicólogo y docente universitario panameño, Generoso Nicolás, en su interesante libro ‘La autogestión: camino hacia el éxito', Panamá 2018. El autor destaca la importancia del hogar para estimular con el ejemplo la autogestión con tareas hogareñas y labores en empresas familiares estimulando y reforzando sus iniciativas y desempeño, alentando a continuar y no desistir frente a los reveses.

Cuando mi padre era niño hacía cometas para vender. Estudió música y ganaba dinero tocando bailes. Hacía zapatos, enmarcaba diplomas, confeccionaba muebles caseros, aplicaba inyecciones, aprendió inglés por correspondencia y fotografía leyendo libros. Estableció una refresquería. Me confeccionó un carrito de madera, con pedales, faroles y pito que no poseía el ‘Fiat' importado de mi amiguito italiano. Yo lo acompañaba criándome en ese ambiente de creatividad. Así aprendí fotografía ayudándole a revelar y por iniciativa propia tomaba fotos a las empolleradas cobrando por las mismas. He sacado provecho de la fotografía comercialmente y como docente de universitario. Confeccioné y presenté el primer programa oficial sobre historia de Panamá con diapositivas en el acto inaugural de TVN.

El ejemplo de superación, autogestión e independencia económica y la formación en valores de mis padres han sido factores decisivos en el transcurso de mi vida.

Cuando yo era niño confeccionaba mis juguetes mecánicos de madera con herramientas de papá. Hacía pelota, bate y manilla con lona vieja.

Dos alumnos míos de quinto año, hermanos, guarareños, crearon una microempresa apícola exitosa. Yo era cliente, hasta que tomé un curso sobre el tema y establecí mi microempresa en Las Tablas. Mi hijo de cinco años aprendió y me ayudaba. Al trasladarnos a Panamá, instalé dos colmenas en el pequeño patio en Bethania, donde he sembrado y cosechado plátano, yuca, zapallo, aguacate, limones, guayaba, papaya y guanábana.

Dos hijos y dos nietas toman magníficas fotografías. Una ha pintado cuadros y confeccionaba, siendo niña, pulseritas con tapitas de latas de cerveza. Ella y su hermanita vendían bolsas de tela a la entrada de un supermercado. Cuando mi hijo menor era niño me pedía dinero, lo entusiasmé para que vendiera aguacates del patio en Santa Ana y ahorrara parte de la venta. Yo lo llevaba y recogía. Hoy, tiene oficina de abogado, profesión del hermano. Mi hija, especializada en publicidad y mercadeo, es muy creativa laborando en radio, televisión y también entidades bancarias.

DOCENTE JUBILADO.