Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Rogelio Antonio Mata Grau

Columnistas

Educar para nuevas mentes

‘Debemos educar e inspirar a los jóvenes para que deseen vivir en un mundo marcado por la integridad [...]'

‘Quiero que mis hijos entiendan el mundo, pero no solo porque el mundo sea fascinante y la mente humana sea curiosa. Quiero que lo entiendan para que estén posicionados para crear un lugar mejor', Howard Gardner. En cierta ocasión, este mismo medio tuvo la gentileza de publicar un artículo nuestro ‘Escuela para pensar' y allí señalé dos cosas, que ‘La educación no consiste en aprender hechos y memorizarlos, sino en preparar la mente para pensar críticamente' y ‘Lo importante ahora son todas las interrogantes que debemos hacernos frente a un mundo saturado de complejidades', quiero abordar la descripción Gardneriana acerca de los distintos tipos de mentes que debemos cultivar desde la escuela del futuro, que dicho sea de paso no está muy distante.

Las cinco mentes descritas por Howard Gardner se sustentan en la idea de que la Escuela del siglo XXI podrá formar personas con ese tipo de mentes. Ellas son la mente disciplinada, la mente sintetizante, la mente creativa, la mente respetuosa, y la mente ética. El creador de la teoría de las inteligencias múltiples va más allá y se adentra en el espacio de las diferentes capacidades cognitivas.

La primera es aceptar que las prácticas actuales no corresponden a los intereses del dicente y de la sociedad, y la segunda es que el mundo ha cambiado sustancialmente y este cambio conlleva nuevas aspiraciones educativas. La escuela panameña del siglo XXI debe promover en los jóvenes el aprender a pensar en forma científica para que se incorporen al mundo moderno y lo puedan entender. Nuestra escuela no puede continuar siendo un centro de preparación para convivir en un mundo del pasado, tenemos que preparar a nuestra juventud para convivir en los posibles mundos del futuro.

‘Actualmente, nos hemos embarcado en un mundo globalizado que presenta cuatro tendencias que no tienen precedentes: movimiento del capital y de otros instrumentos del mercado; el flujo de seres humanos que atraviesan las fronteras; el flujo de toda clase de datos a través del ciberespacio y, por último, el flujo instantáneo y casi inobservable de la cultura popular' (Valeria Sabater, 30 de noviembre 2017). Las diferentes mentalidades que a través de la educación adoptarán las personas son: La mente disciplinada: la mente del futuro debe ser disciplinada en dos sentidos: en primer lugar, debe dominar las principales formas distintivas de pensar que ha creado el ser humano, la ciencia, las matemáticas y la tecnología, pero también la historia, filosofía y las artes. En segundo lugar, ha de dominar diversos medios para ampliar su formación. La mente sintética: ante situaciones de información excesiva, deberemos ser capaces de resumirla con precisión, de una forma productiva y hacer que nos sea útil.

La mente creativa: en el futuro, prácticamente todo lo que esté regido por reglas, se hará con mayor rapidez y precisión mediante el uso de ordenadores. Por ello, se tendrá en cuenta a las personas capaces de descubrir nuevos fenómenos. La mente respetuosa: siempre ha sido deseable educar a las personas para que por lo menos sean tolerantes con quienes tienen un aspecto o comportamiento diferente. Si no podemos aprender a convivir con los demás, el planeta pronto quedará despoblado.

La mente ética: la ética se ocupa de la forma de la sociedad. Debemos educar e inspirar a los jóvenes para que deseen vivir en un mundo marcado por la integridad, guiado por el desinterés y para que estén dispuestos a asumir la responsabilidad de lograr este objetivo.

Pensemos los educadores panameños que en este siglo XXI nuestro deber es ser guías, dinamizadores y dejar de ser meros transmisores del conocimiento, la información está a disposición de todos. Los retos educativos del siglo XXI requieren de docentes comprometidos y con capacidad de ser reflexivos y creativos en cuanto a su práctica, para cambiarla y adaptarla cuando sea necesario. ‘Para mejorar la calidad de la educación es necesario afrontar en los próximos años los desafíos relativos a la profesionalización del sistema educativo, la profesionalización de la acción de las instituciones educativas y sobre todo lo referente a la profesionalización de la función del docente', Perfil nuevo docente panameño, Abril Chang de Méndez, pg. 7.

DOCENTE