La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Avatar del Genaro López

Genaro López

Columnistas

2019: el reto es grande

El escenario nacional es alarmante. La corrupción se ha tomado todas las esferas institucionales

El escenario nacional es alarmante. La corrupción se ha tomado todas las esferas institucionales, los negociados sobresalen en la esfera pública, la insatisfacción de las demandas sociales de la población se incrementa, se vislumbra un proceso electoral clientelista, la impunidad y la falta de justicia se apoderan del país.

Una clase dominante que sigue jugando al gatopardismo, cambiar algo para que nada cambie, a fin de mantener sus intereses empresariales. Alianzas electorales de los partidos tradicionales que apuestan a la impunidad, al compadrazgo, el ‘familia es familia', a vínculos empresariales, gestando un torneo electoral de chequeras. Candidaturas independientes que se baten para quedar entre los tres primeros recolectores de firmas, mismas que en un 60 % responden a partidos políticos, otras a la compra e incluso acusaciones entre ellos de firmas fraudulentas, evidenciando que no todos los independientes son independientes, tal como denuncian algunos independientes.

En medio de ello, las acusaciones van y vienen entre PRD y panameñistas, por sus vínculos en el escándalo de Odebrecht. Se trata de más de 100 millones de dólares entre el período 2009-2014, que involucra al Gobierno de Martín Torrijos (PRD) y Ricardo Martinelli (CD), se suman cinco proyectos del período de Juan Carlos Varela (panameñista) bajo investigación. Esta es la podredumbre de quienes nos han gobernado y que pretenden seguir gobernando. Toda la partidocracia está envuelta en la corrupción. Debemos adecentar este Estado mafioso, caminar hacia la constituyente originaria que refunda el país. En el 2019, acudamos a votar, pero nunca más por los mismos.

En paralelo, nos enfrentamos a un Estado que hace gala de crecimiento económico, de millones de dólares que van a parar a manos de los 115 ultramillonarios, de corruptos y corruptores, mientras que miles de panameños padecen carencia en las más elementales condiciones de vida. Los últimos datos reflejan un incremento de la informalidad laboral (44 de cada 100 ocupados), disminución de los contratos de trabajo registrados, y, entre octubre y noviembre se reportan cientos de despidos en la empresa privada (incluyendo la de alta rentabilidad); la politiquería entre Ejecutivo y Legislativo desmorona el aumento de las jubilaciones y pensiones, al quedar en incertidumbre las fuentes de financiamiento; comunidades de la ciudad de Panamá y Panamá Oeste se manifiestan contra los desalojos, la falta de agua potable y la depredacción ambiental. Persiste el negociado en materia de salud, los compañeros de Conusi miembros de la Junta Directiva de la CSS vienen denunciando la situación de la llamada ‘Ciudad Salud', que hoy la pretenden justificar como el Complejo Hospitalario del ION a un costo mayor, que hasta la fecha fundamentalmente ha sido financiado por la Caja, ya que el Gobierno, Minsa, no realiza los pagos pertinentes, afectando al Programa de Enfermedad y Maternidad, a la vez que refleja la desatención del Estado en garantizar salud a los panameños y panameñas. Priva ‘La CSS como negocio y no como proyecto de vida saludable de la población'.

En el 2019 el reto es grande. Toda la partidocracia y algunos ‘independientes', ya han planteado la continuidad del modelo neoliberal, cuya lectura para los próximos años es más flexibilización laboral, mayor carga de impuestos (los asalariados seguimos pagando más impuestos que los empresarios), aumento de la edad de jubilación, cuota y densidad, privatización vía APP. Como se ve, no se trata solo de acudir a las urnas a votar por el ‘nuevo rostro' de quienes ya nos han gobernado e impuesto a sangre y fuego medidas antipopulares y corrupción. Se trata de acudir a votar con conciencia, por un proyecto que garantice una Patria para Todos.

No puedo finalizar sin expresar mi solidaridad con los miles de franceses que en la calle defienden sus conquistas sociales, sus derechos humanos, el derecho a la vida. Los franceses gritan ‘Más vale vivir con el dolor de la verdad, que con la fantasía de una mentira', ¿por qué los medios de ‘comunicación social' ocultan esta situación?

SECRETARIO GENERAL DE CONUSI - FRENADESO.