La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Alberto Velásquez Morales

Columnistas

Los aguinaldos de Varela

‘El Gobierno nacional le debe a la CSS más de 50 millones [...]'

Al finalizar el año 2018 a los panameños nos han envuelto en una serie de hechos que han removido los cimientos de paz y prosperidad, que anhelamos construir durante Navidad.

Todo comenzó con el atropello a los productores agropecuarios reunidos en Divisa, colmados de las mentiras y el incumplimiento de las promesas del presidente Varela. Al final la historia conocida es el encarcelamiento injustificado de varios agricultores y cero soluciones a las importaciones desmedidas, el atraso de los pagos a los arroceros, los lecheros y a otros productores. La lucha continuará en enero.

La paz de los propietarios de inmuebles, incluyendo a los más pequeños, fue violada con una ley traída de los cabellos para ajustar los impuestos. Haciendo fila como en el caso de los jamones, miles de panameño se han aglutinado en las oficinas de Anati y el MEF, registrando desesperadamente sus propiedades. ¿Qué razón hubo para desestabilizar a tantos ciudadanos? Buscar fuentes de dinero para cubrir el déficit fiscal y enfrentar la enorme deuda pública que suma a más de 2710 millones.

Poco conocido es un nuevo procedimiento decretado en Navidad, como otro aguinaldo, mediante el cual se transfieren directamente al Ministerio de Economía y Finanzas los pagos de las cuotas obreros - patronales del Gobierno central, en vez de hacerlo, como habitualmente era, a la Caja de Seguro Social. Estas cuotas, perteneciente a los obreros, se transferirán a la Oficina de Receptoría de Cuentas del MEF.

El Gobierno nacional le debe a la CSS más de 50 millones de balboas. ¿Qué se pretende con esta medida, jugar con los dineros de las cuotas individuales de los asegurados, verdaderos dueños de estos fondos? Otras medidas, vinculadas al manejo financiero de los fondos de la Caja de Seguro Social, afectándola notablemente, también han sido decretadas en Navidad por el Gobierno del presidente Juan Carlos Varela, evidentemente desesperado por la falta de liquidez para atender sus propósitos, precisamente al borde del período electoral. ¿Habrá más aguinaldos?

PERIODISTA.