Temas Especiales

11 de May de 2021

Maureen Warner

Columnistas

Los precios de los libros y la deserción escolar

‘[...] (faltan) políticas compensatorias, de discriminación positiva, que permitan a los niños más desfavorecidos obtener sus materiales de enseñanza sin costo [...]'

El precio de los libros contribuye a la pobreza y la deserción de los estudiantes en las escuelas públicas. ¿Por qué los libros escolares impresos en Panamá son tan caros? En realidad, todos estos libros deberían ser reevaluados en su contenido y asegurarse de que tienen tanto el rigor como explicaciones necesarias que sirvan para ser una buena guía para los estudiantes. ‘One size fit all' en el nombre de todos los expertos del Meduca, quienes siguen creando y elaborando currículos, y recomendando libros que enseñan lo mismo, esperando resultados diferentes.

La debilidad política y la ansia de cambiar la cultura a todo un país, llevaron a la creación de la beca universal. ¿Quién está midiendo los resultados de la educación respecto a las becas universales? Es cierto que la beca universal debe ayudarle a muchos hogares para que sus hijos coman, sufraguen los gastos de los libros y el transporte, pero también es cierto que crea una cultura de dependencia del Gobierno. Convirtiéndose con el tiempo en un voto para algún político. Muchos padres de familia hacen un gran esfuerzo para darle a sus hijos una educación privada. Muchos de estos padres organizan su presupuesto para hacer ese pago de matrícula cada mes y quizá sea la razón para incluir a estudiantes de la escuela privada en la beca universal. Lo que sí sería incorrecto es que los estudiantes cuyos padres tienen un ingreso elevado se beneficien de la beca universal. Si se trata de ayudar a los estudiantes en desventaja, entonces el Gobierno deja de hacerlo, porque distribuye el dinero por igual a los que tienen y a los que no tienen.

Los libros significan oportunidades educativas y son la clave para ofrecer a los ciudadanos acceso al conocimiento, la oportunidad de participar en la creación de riqueza y la oportunidad de prosperar. La beca universal para todos los estudiantes por igual creará desigualdades en la distribución del ingreso y pasa a convertirse en una ideología que le hace creer a los ciudadanos ‘que se lo merecen todo, que el Gobierno les debe', si se convierte en una piñata.

Los hijos de los pobres tienen menos oportunidades educativas, llevando al fracaso escolar y la falta de oportunidad de adquirir las mismas habilidades cognitivas y poder algún día participar en las experiencias sociales asociadas a las escuelas privadas. Los libros para estas familias deberían de ser gratis. Si el Gobierno tiene alrededor de 130 incentivos para la empresa privada, ¿por qué no invertir en el factor humano?

El Gobierno conoce la relación que existe entre la educación y la pobreza, sin embargo, recomienda libros con precios difíciles de pagar. Si sabemos que los pobres tienen niveles bajos de educación y que los ingresos aumentan con el nivel educativo, la adquisición y el acceso a la educación, quizás estos libros deberían facilitarse a todos los estudiantes que a través de los talonarios de cheques de sus padres se pueda comprobar que son de bajos ingresos.

Los niveles de participación educativa y el logro entre los pobres, en Panamá, son una paradoja, ya que es un país con legislación que exige que la enseñanza sea gratuita. Podemos entender esta paradoja, si se piensa en las oportunidades al acceso a la educación como una serie de pasos en una escalera. El nivel más básico de esta escala es la oportunidad de matricularse en primer grado, una oportunidad ahora disfrutada por la gran mayoría, pero no todos los niños pobres de Panamá tienen acceso a ella.

Muchos padres de familia carecieron de una educación apropiada y ahora aquellas familias pobres no tienen la forma de pagar por libros para la educación de sus hijos que en muchas ocasiones ni siquiera comprenden lo que estos libros dicen. Por ejemplo, a muchos niños indígenas se les enseña en un idioma con materiales que no entienden. La repetición de grado es desproporcionadamente más alta entre los pobres. La repetición lleva a más repetición y finalmente a la deserción escolar.

Los libros significan una oportunidad de completar el primer ciclo de la educación, para lograr la alfabetización funcional, para hacer cálculos simples, establecer relaciones de causa y efecto y tener información básica sobre ciencia, historia y estudios sociales. A la mayoría de los niños pobres les cuesta terminar este ciclo de educación. Una razón es que los padres de los niños que deben repetir grados parecen cada vez más incapaces de continuar apoyando sus estudios por el alto costo de los libros y útiles escolares. Según Meduca, todos los niños tienen la oportunidad de aprender por igual en el mismo grado y tendrán habilidades comparables. En general, los estudiantes de familias de bajos ingresos tienen las puntuaciones más bajas en pruebas estandarizadas.

Mientras que Panamá ha progresado mucho en endeudar al país, el avance de la educación carece de oportunidades educativas para las familias de bajos ingresos por muchas razones que impiden la igualdad en la adquisición de libros y útiles escolares. Hay realidades que no se pueden seguir ignorando.

Los hijos de los pobres tienen peor salud y nutrición; tienen menos tiempo para participar en actividades escolares, menos apoyo para hacer tareas, y tienden a tener más ausencias en la escuela, debido a problemas de salud, familia y necesidades económicas. En Panamá, la pobreza perpetúa la pobreza.

Puesto que los niños pobres tienen muy pocas oportunidades para la educación preescolar de calidad, existe una brecha en los conocimientos que crea una desventaja cuando realmente empiezan el primer grado. El tipo de escolarización que se ofrecen a menudo no es igual para los niños. Las escuelas y los profesores están a menudo menos preparados; hay menos acceso a los materiales de instrucción y menos tiempo dedicado a la enseñanza. En el país existe una falta de políticas compensatorias, de discriminación positiva, que permitan a los niños más desfavorecidos obtener sus materiales de enseñanza sin costo alguno y maestros capaces de adaptarlos de acuerdo a sus necesidades.

ESPECIALISTA EN EDUCACIÓN Y LIDERAZGO.

‘El Gobierno conoce la relación que existe entre la educación y la pobreza, sin embargo, recomienda libros con precios difíciles de pagar'

Los hijos de los pobres tienen peor salud y nutrición; [...] y tienden a tener más ausencias en la escuela, debido a problemas de salud [...]'