Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Reynaldo Núñez Montoto

Columnistas

Arraiján: ahora o nunca

Faltan pocos días para los comicios del 5 de mayo en que escogeremos al nuevo presidente de la República, diputados y las autoridades locales.

Faltan pocos días para los comicios del 5 de mayo en que escogeremos al nuevo presidente de la República, diputados y las autoridades locales.

En estas elecciones, a diferencia del pasado, hay una fuerte campaña del ‘NO a la Reelección', y por otro lado, tenemos que las candidaturas independientes han calado profundamente en el electorado, lo que polariza las preferencias y hace más interesante la contienda.

La ocasión es propicia para que reflexionemos profundamente sobre el voto que estaremos emitiendo, y para ello, cada votante debe hacer una reflexión a conciencia de lo que la comunidad ha recibido en los últimos años. La tarea es fácil en el ámbito nacional, y más aún, a nivel de circuitos, municipios y corregimientos.

A nuestro juicio, en todos los partidos políticos y entre los independientes, hay gente buena, profesionales probos, y candidatos con méritos suficientes y trayectoria impecable que merecen ser electos. Pero, obviamente, son los menos.

Para ayudarnos en la elección presidencial, los medios de comunicación nos han facilitado una efectiva ‘batería' que incluye los planes de Gobierno de cada candidato, hasta particularidades privadas de cada aspirante.

Sin embargo, del resto de los cargos —diputados, alcaldes, representantes de corregimiento y concejales— desconocemos sus planes, pero tenemos algo mejor que ello; contamos con las vivencias claras y contundentes de lo que han hecho y sus aportes al circuito, distrito y a los corregimientos que los eligió.

Aquí ponemos como ejemplo el distrito de Arraiján, que nació en 1855, y que, 164 años después, no cuenta con un hospital, a pesar de que es el más poblado del oeste y está entre los de mayor población en el país; no cuenta con agua potable en forma permanente, tiene pésimo servicio de transporte público, escuelas deficientes y estructuras en mal estado, deserción escolar, desempleo, calles intransitables, delincuencia, prostitución, pandillerismo y otros males sociales.

Gran parte de esos problemas de arrastre tenían solución, pero hizo falta buena voluntad.

A mediados del 2018, el Municipio de Arraiján dejó de pagar el salario completo a más de 500 funcionarios, tampoco pagaba la cuota del CSS, a los bancos, a los acreedores ni las partidas del décimo tercer mes. El crédito con los acreedores llegó a su límite. El Municipio quedó virtualmente quebrado y varias juntas comunales estuvieron virtualmente cerradas por falta de liquidez.

En esas condiciones llegó el fenómeno Mily Palma al Municipio de Arraiján el 27 de diciembre de 2018 y dos meses después, en febrero de 2019, los pagos salariales se pusieron a al día, lo mismo que las partidas del décimo tercer mes, los colaboradores recibieron sus constancia de cuotas y en consecuencia pudieron atenderse en la CSS, lo mismo que sus familiares. Los funcionarios se pusieron al día en sus compromisos bancarios, y el Municipio recuperó el crédito y el prestigio perdido.

A lo anterior hay que sumar la posición firme adoptada por la alcaldes Palma, exigiendo el pago de los impuestos municipales, como el caso reciente de Veracruz, donde ordenó la demolición de inmuebles construidos en servidumbre y por morosidad. También cuestionó la actitud del Consorcio Loma Cová que construye el ensanche del Puente de las Américas - Arraiján, al tiempo que se opuso a que la ATTT utilizara al Municipio en el sonado caso de la venta de certificados de Operación ilegales en jurisdicción arraijaneña.

El espacio es corto para mencionar todas las cosas que Mily Palma ha hecho por Arraiján y los arraijaneños en menos de tres meses y si en tan poco tiempo logró solventar y devolverle al distrito la credibilidad y pujanza perdida, en cinco años colocaría a este distrito en el alto sitial que merece. Votando por ella para alcaldesa, Arraiján tiene garantizado un lustro de progreso y bienestar. Démosle la oportunidad que merece. Es ahora o nunca. PP, casilla 2. Los cambios en Arraiján, con Mily Palma como alcaldesa, van porque van.

PERIODISTA