Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Antonio Saldaña

Columnistas

Proyectos de Ley 777 y 778 una burla más de “el pueblo primero”

Esa fue la impresión que creó en el sentir de una amplia mayoría de la ciudadanía el régimen de la fracción varelista de la plutocracia

Desde el “ancien régime” liberal oligárquico surgido con la independencia de 1903 -con la excepción de los 21 años de gobierno militar- hasta los gobiernos plutocráticos pos invasión, cada vez que culmina un período presidencial el pueblo expresa una especie de alivio porque en su fuero interno -lleno de esperanzas- considera que será el último gobierno que administrará la cosa pública en su propio beneficio y de su círculo íntimo. En efecto, esa fue la impresión que creó en el sentir de una amplia mayoría de la ciudadanía el régimen de la fracción varelista de la plutocracia, especialmente con su eslogan “el pueblo primero”, el cual se constituyó, no solo en un engaño más, sino que se ha convertido en el peor gobierno de los últimos años.

Pero además, como dice el refrán “genio y figura hasta la sepultura”, no le ha bastado la lentitud de sus acciones y las maldades efectuados en su quehacer gubernamental, sino que el desgobierno varelista en sus estertores se mofa por enésima vez de los panameños, en esta ocasión de los más de 250 mil jubilados y pensionados, al enviar a la Asamblea Nacional, en el marco de las sesiones extraordinarias, sendos proyectos de ley, que aún no encuentro el calificativo para definirlos.

Se trata de los Proyectos de Ley números 777, “Que crea la Comisión Nacional para la revisión de Pensiones y Jubilaciones y se dictan otras disposiciones” y 778, “Que crea el Bono Extraordinario Único y Uniforme para los jubilados y pensionados de la Caja de Seguro Social y se dictan otras disposiciones”, presentados por los Ministros Jorge Luis González y Eyda Varela de Chichilla, respectivamente y que va ser objeto de discusión en la Asamblea Nacional a partir de hoy lunes 3 de junio del presente año la cual debiera rechazar ambos Proyectos, porque de lo contrario se convertirían en cómplices de la trapisonda del Ejecutivo.

Como se recordará el Órgano Legislativo aprobó recientemente el proyecto de Ley 621 por el cual se otorgaba aumentos a las pensiones y jubilaciones, que aunque magras fue aceptado por los beneficiarios, pero el señor presidente en su desprecio infinito por el pueblo declaró inexequible dicha norma tirando por tierra las justas aspiraciones de los pobres pensionados y jubilados cuyos emolumentos no les alcanza para la comida y mucho menos para las carísimas medicinas.

En el caso del Proyecto de Ley 777 se difiere el aumento a una Comisión de Revisión de pensiones y jubilaciones sin fecha de instalación y tampoco de términos para rendir un informe, de manera que es simple y llanamente un olímpico “chifeo” del Presidente Varela y sus áulicos.

Finalmente, el Proyecto de Ley 778 que crea el “Bono extraordinario, único y uniforme”, es el “caramelo” para endulzar el paladar de los pobres jubilados y pensionados, quienes no recibirán aumentos a sus magras jubilaciones, pero sí, el último acto de vileza, burla y maldad del peor presidente para desgracia de la República. ¡Así de sencilla es la cosa!

El autor es abogado y analista político.