30 de Nov de 2021

  • Avatar del Eduardo Antonio Quirós B.

    Eduardo Antonio Quirós B.

Columnistas

En la Luna hay un mensaje de Panamá

‘A 50 años [...] de que llegaran a la Luna, [...], estos mensajes de buena voluntad, vale recordar que esos deseos de paz y bienestar de la humanidad deben imperar en nuestras relaciones como naciones [...]'

La celebración de los 50 años de la llegada del hombre a la Luna sirve para traer a conocimiento público un detalle que no por pequeño en la colosal empresa, es menos significativo.

En la Luna hay un corto mensaje enviado desde Panamá. Esto, aunque se mencionó hace 50 años, pasó un poco desapercibido producto del trascendental acontecimiento, lo que lo hace desconocido por muchos.

En la superficie lunar hay un área que el hombre denominó el ‘Mar de la Tranquilidad'. Allí se produjo el alunizaje de la misión Apolo 11 y allí decidió dejar un pequeño disco de silicio en el que se grabaron los mensajes de representantes de 73 países, como una forma de patentizar lo que se había aprobado en la Ley que creó la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio) en 1958: ‘… el Congreso declara que es norma de Estados Unidos que las actividades en el espacio se dediquen a fines pacíficos en beneficio de toda la humanidad'.

Faltando pocas semanas para el lanzamiento de la misión lunar, la NASA decidió solicitar a 116 países que enviaran un corto mensaje de buena voluntad para llevarlo a la Luna. Algunos países requirieron más información y lo corto del tiempo hizo que solo 73 llegaran a tiempo para ser enviados.

Se imprimieron en un disco en el que los textos se redujeron 200 veces de su tamaño original, por un proceso de microfilme, convirtiéndolo en una superficie del tamaño de una moneda de 50 centavos de dólar, que fue colocada dentro de una caja de aluminio.

El disco llevaba una inscripción fácilmente legible que dice: ‘From Planet Earth – July 1969' y mensajes de los cuatro presidentes norteamericanos en cuyas administraciones se desarrolló el proyecto de viaje a la Luna.

El mensaje de Panamá le correspondió escribirlo al coronel Bolívar Urrutia, quien ocupaba la jefatura del Estado en ese momento.

Hay que recordar que nueve meses antes la Guardia Nacional había dado un golpe de Estado al presidente Arnulfo Arias y existía un régimen de facto regentado por una Junta Provisional de Gobierno que presidia el coronel Urrutia.

Los mensajes fueron inscritos en sus idiomas originales, aunque un comunicado de la NASA, publicado el 13 de julio de 1969, tiene sus traducciones al inglés.

El mensaje de Panamá dice: ‘Que el arribo de los primeros hombres a la Luna sea permanente embajada de paz, es deseo que comparten todas las naciones, pequeñas y grandes, de la Tierra. Panamá, entre las primeras, hace suyo ese anhelo del género humano'.

La única que escribió un mensaje para enviar a la Luna y continua ejerciendo sus responsabilidades es la reina Isabel II, quien en nombre de los británicos saludó el coraje de quienes llevaron al hombre a la Luna y deseó que ese esfuerzo trajera conocimiento y bienestar a la humanidad.

La poca información que hay sobre cómo se llegó a materializar este disco con mensajes de buena voluntad de alrededor del mundo indican que fue idea de Thomas O. Paine, quien era el jefe de la NASA en aquel momento cuando se la propuso al Departamento de Estado.

En carta que U. Alexis Johnson, a la sazón subsecretario de Asuntos Políticos, le dirige a Paine el 16 de julio de 1969, día del lanzamiento del Apolo 11, le dice: ‘Aprecié profundamente tu reflexiva carta del 11 de julio sobre los mensajes de los jefes de Estado que llevan los astronautas. Su sugerencia en relación con solicitar estos mensajes no podría haber funcionado mejor'.

A 50 años de aquel acontecimiento y de que llegaran a la Luna, de la mano de Neil Armstrong y Buzz Aldrin, estos mensajes de buena voluntad, vale recordar que esos deseos de paz y bienestar de la humanidad deben imperar en nuestras relaciones como naciones y en todos los emprendimientos del presente.

JULIO 20, 2019.

ABOGADO, PRESIDENTE DEL GRUPO EDITORIAL EL SIGLO Y LA ESTRELLA DE PANAMÁ, GESE.

***