Temas Especiales

17 de May de 2022

  • Hinda Rosas

Columnistas

Hoy, cuando deseamos promover el turismo

‘Autoridades de Turismo, de la Cultura, del sector económico, hoteleros, unámonos para lograr del sitial que ya Boquete se ha ganado, motivos adicionales para llevar el distrito a un relanzamiento [...]'

Nací y pertenezco a un pequeño distrito de Chiriquí, llamado Boquete. Es un lugar que a nivel mundial está reconocido como un entorno que representa paz y plenitud, donde puedes sentirte pleno y tranquilo; si vas de visita, olvidas tus obligaciones, tus malas energías se van con el viento hasta llegar al punto de sentirte lleno y más relajado, Sientes que no hay lugar más completo que ese, consigues lo necesario para sentirte bien: buenas personas, un ambiente totalmente amigable, gastronomía y, para las personas amantes de las bajas temperaturas, es el clima perfecto para la estadía.

A Boquete lo conocen como el pueblo de las aventuras de riesgo, de saltar por rápidos fluviales, escalar montañas altas y los jóvenes van y se divierten, comen y disfrutan de su vida nocturna que, no siendo demasiado activa, es suficiente para divertirse sanamente. Conocido por su buen café, tanto, que algunas cosechas, como el tipo Geisha, han obtenido precios récords a nivel mundial. Sus bellas flores son tan notables y famosas que cada año se celebra una feria donde se exponen con miles de visitantes locales y muchos extranjeros. En sus altas tierras respiras aire con oxígeno de alta calidad, hoy cuando existe tanta contaminación ambiental. Sus hoteles son muy variados, y van desde pequeños hosterías, hasta hoteles lujosos.

Turistas extranjeros de alto estándar llegan cada temporada, siendo la mejor en el verano tropical, a recrearse, buscando descansar y despejar el estrés acumulado en las grandes metrópolis. Para el nacional que visita a Boquete en verdad se siente como en otro país; tal es la diferencia con el calor general de la geografía y clima nacional. Sus residentes te hacen sentir en casa, confiados y solidarios de hacerle al visitante la vida de lo más agradable. En lo personal, siendo residente de ese pequeño paraíso, cuesta soltarlo, ser parte de él es una bendición, no todos nacen con la suerte de residir en un lugar tan bello y completo como Boquete, allí tienes todas las de ganar. Su tierra es tan fértil que produce cantidades increíbles de vegetales y, como ya dijimos con el café de mayor calidad en el país y tan famoso en el mercado internacional.

Boquete es la estrella de Panamá, un lugar que brilla, un ambiente donde todo el mundo al menos le gustaría tener un sitio para habitar por tener tanta paz, cerca de todo. Es turístico, pese a que nos falta mucho más difusión turística oficial, hoy cuando el nuevo Gobierno intenta promover más ingresos y movimiento comercial. Y, adicionalmente, ahora que se inaugura como Ministerio el área cultural, valdría la pena colocar de parte del Estado mucho más sus ojos en este paraíso natural, que ya se promueve en el planeta como uno de los mejores ambientes para jubilados extranjeros. Su gente coloca su naturaleza cálida, ¿cuánto se podría promover en las redes turísticas especializadas este destino nacional?

Boquete tiene tan diversos entornos, ríos, cascadas, rocas para escalamiento, senderos y rincones naturales asombrosos, que maravillan los gustos más exigentes. ¿Dónde mirar, entre tantas aves, el bello quetzal enviándonos su energía alegre?

Autoridades de Turismo, de la Cultura, del sector económico, hoteleros, unámonos para lograr del sitial que ya Boquete se ha ganado, motivos adicionales para llevar el distrito a un relanzamiento que nos dé más alegría a tanta gente local y del mundo y también más divisas. La mesa geográfica con su belleza está servida por Dios y la naturaleza. ¡Les invitamos a aprovechar esas maravillas!

ESTUDIANTE DE PSICOLOGÍA.