Temas Especiales

07 de Aug de 2020

Ricardo Cochran Martínez

Columnistas

1989: ¿por qué sucedió la invasión a Panamá?

La causa para que el Dr. Arnulfo Arias fuese derrocado después, de un consejo de gabinete el 6 de octubre de 1941, fue rechazar la propuesta de Washington de artillar los barcos con bandera panameña, como preparación para la guerra. El presidente Arias adujo que tal hecho violaba el derecho internacional y el tratado de Neutralidad Marítima, de 1928.

El General adjunto en Panamá, Van Voorhis, acusó al presidente Arias de ser poco amigo de Estados Unidos al no procurar la defensa efectiva del Canal. El 7 de octubre, de 1941 se efectuó un golpe de Estado y Arias fue derrocado.

El interés de los estadounidenses siempre ha sido mantener el control de la vía acuática para fines geoestratégicos. Y después de la segunda guerra mundial quedó más claro de la importancia de esta vía. Esa es y será siempre su principal causa para intervenir en Panamá. Cuando se firma el Tratado del Canal en 1977, se estableció en el artículo IV, que Panamá y Estados Unidos tendrían una Junta Combinada, para defender el Canal. En ese mismo tratado, se establece que Estados Unidos tendría la responsabilidad primaria de tal defensa mientras durara ese tratado que terminaba el 31 de diciembre de 1999. Las funciones de la Junta Combinada serían la ejecución de operaciones militares para la protección y defensa del Canal. Y más aun, en el artículo IV del Tratado de Neutralidad, vigente en la actualidad, se puede leer, que tras la terminación del tratado del Canal, solo Panamá mantendrá “fuerzas militares” en sitios de defensa e instalaciones militares. Esa situación, jamás iba a suceder, porque Estados Unidos encontró la excusa perfecta para invadir, restableciendo su hegemonía en el hemisferio.

Se ha hablado sobre que Estados Unidos podía extraer al General Noriega sin la invasión; pienso que sí. Lo único que provocó la invasión de 1989 fue la ambición estratégica de mantener el Canal bajo la égida estadounidense en el presente y el futuro. Al eliminar a su general y ejército, para cambiar el entendimiento del Tratado de Neutralidad y se hizo un cambio por completo, porque la “responsabilidad primaria” de la posición estratégica del Istmo de Panamá tenía que ser asegurada por los estadounidenses y ello se hizo como sabemos a sangre y fuego en esa fatídica noche del 20 de diciembre, civiles y militares murieron por igual; fueron sacrificados en el área de la guerra. Pero faltaba aun un toque final. En 1991, se aprobó la eliminación del ejército de Panamá, a tan solo dos años de la invasión de 1989. En la Constitución Política vigente, en el título XIII artículo 310, dice: “Panamá no tendrá ejército “y sobre amenaza o agresión extranjera, solo argumenta que se crearan los “servicios de Policía”, más no ejército. Así se eliminó el requisito que molestaba a Estados Unidos, y que era fundamental eliminar; porque mientras hubiese ejército ello no les permitía mantener la responsabilidad primaria de la defensa del Canal, que siempre mantuvieron y no iban a dejar cabos sueltos para el siglo XXI.

En síntesis, la invasión no fue una Causa Justa, fue solo una artimaña estratégica de Estados Unidos para tomar el control total y sin discusión del Canal, el cual es la herramienta geoestratégica más importante del planeta. No hay que buscar fantasmas, solo hay que repasar la historia. Por ello conmemorando una fecha más, solicito que sea declarado día de Duelo Nacional en honor a nuestros mártires del 20 de diciembre de 1989 y no se entienda mas tal acción estratégica como Causa Justa sino que se llame como es ¡invasión!

Profesor de Filosofía e Historia