06 de Dic de 2022

  • Avatar del Samuel Lewis Galindo

    Samuel Lewis Galindo

Columnistas

El PRD desperdicia oportunidades

Es muy dramático lo que viene sucediendo con el PRD. Todo indica que no se dan cuenta, que a pesar de tener una amplísima mayoría legislativa, no tienen, ni han tenido nunca, hasta ahora, más del 33% de popularidad.

Es muy dramático lo que viene sucediendo con el PRD. Todo indica que no se dan cuenta, que a pesar de tener una amplísima mayoría legislativa, no tienen, ni han tenido nunca, hasta ahora, más del 33% de popularidad. El PRD, como partido, hasta la fecha ha guardado un total silencio sobre su posición frente a los distintos problemas que confrontan al país.

La situación actual de tener la mayoría en la Asamblea y un presidente de la república de su mismo partido pueden trabajar al unísono y lograr con planes y políticas específicas, que le den al PRD una mayor simpatía dentro de los electores.

Al presidente de la República le hace falta hacer varios nombramientos que le darían el control de importantes entidades públicas. Sus amigos y la comunidad tienen confianza en que ellos serán bien hechos, como ha sido el caso de otros que ha nombrado. No obstante, es lamentable que algunos integrantes de ciertas juntas directivas no hayan sido bien recibidos.

De acuerdo con las noticias que aparecen en los medios de comunicación y de filtraciones muy comunes en nuestro pequeño país (que no hay secretos y todo se sabe), en el partido que fundó el general Omar Torrijos, existe un gran personalismo y una lucha encarnizada por el poder. Esto parece tener mayor efecto entre los diputados, que han formado varios grupos, para presionar al Órgano Ejecutivo, con el objeto de que les conceda mayores beneficios personales.

La actual Asamblea Nacional, por supuesto que no son todos, ha defraudado a la opinión pública. Solo basta darse cuenta de que a estas alturas, a pesar de los meses transcurridos, no han aprobado las reformas al reglamento interno. Tienen también demorado el asunto de las reformas constitucionales, argumentando que ya ellos le habían dado al proyecto original algunas reformas. Esto es con el objeto de justificar sus demoras.

El presidente de la República, en opinión de unos pocos miembros del PRD, ha hecho nombramientos de algunos asesores, que por sus antecedentes, es poco lo que pueden aportarle, al igual que un par de ministros que constituyen un lastre administrativo y que posiblemente, han contribuido con sus acciones a la división evidente en el PRD.

Afortunadamente, el presidente Cortizo ha dicho en forma muy clara que está evaluando el aporte que a su gobierno y a sus políticas le están dando los distintos funcionarios de su administración.

Varios politólogos sostienen que el PRD está hoy más dividido que nunca. A pesar de que este partido, en cuanto a membresía, es el mayor del país, no ha podido en dos ocasiones anteriores, en las cuales tuvo presidentes y mayoría legislativa, en alianza con otros partidos, aumentar su popularidad entre los panameños. Varios miembros del PRD esperan que las buenas oportunidades que tiene hoy el partido con un presidente de la República y una amplia mayoría en la Asamblea Nacional, sean aprovechadas para lograr una mayor popularidad que tradicionalmente no han tenido.

Empresario