Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Avatar del Modesto A. Tuñón F.

Modesto A. Tuñón F.

Columnistas

Nuevas normas ambientales

La Comisión de Población, Ambiente y Desarrollo de la Asamblea Nacional hizo un ejercicio, considerado por algunos como un hito. En una sola jornada prohijó seis anteproyectos de ley en materia ambiental que fueron formulados por varios diputados y que se refieren a diferentes temas que van desde la creación de un tribunal especializado hasta aspectos tan específicos como dar nuevo destino a neumáticos desechados de autos.

La Comisión de Población, Ambiente y Desarrollo de la Asamblea Nacional hizo un ejercicio, considerado por algunos como un hito. En una sola jornada prohijó seis anteproyectos de ley en materia ambiental que fueron formulados por varios diputados y que se refieren a diferentes temas que van desde la creación de un tribunal especializado hasta aspectos tan específicos como dar nuevo destino a neumáticos desechados de autos.

Entre los documentos sometidos a la consideración de este equipo legislativo se encuentran el que crea el Tribunal Administrativo Ambiental; aquel que busca el reciclaje y aprovechamiento de llantas usadas; otro relacionado con la prohibición del ingreso y uso de animales silvestres en circos; uno sobre manejo, tratamiento y reutilización del agua en las estaciones de lavado de vehículos.

En el grupo también está la propuesta para la concientización y uso de métodos de reciclaje en eventos multitudinarios; así como otra para la implementación de la energía renovable en el sector público. Es una importante contribución a una discusión durante el presente periodo que puede ser fecunda si se toma en serio estos aportes a la normativa y reciben la atención de plurales sectores que contribuirán a lograr efectivas medidas.

Pero es necesario analizar antes de iniciar dicha fase de debate e información en el contexto de este órgano del Estado, que el país vive transformaciones producto precisamente de la relación histórica entre los grupos humanos y los recursos naturales, que han modificado el escenario con tal complejidad y amplitud, que se generan cambios que van a influir tanto en lo socioeconómico como la cultura y también en el desenvolvimiento de la ciencia.

Cualquier disposición sobre la realidad ambiental en Panamá, debe tener en cuenta ciertos factores, algunos de lógica elemental; pero otros, que requieren un pormenorizado estudio de las múltiples implicaciones posibles y el alcance que ellas van a tener en el entramado de la población a corto, mediano y largo plazo. Quiere decir esto, que algunas parecen sencillas decisiones; pero constituyen pasos llenos de dificultad.

Por ejemplo, el anteproyecto que se refiere a reciclar los neumáticos o llantas usadas. Es una propuesta que ha rondado estas esferas desde hace mucho tiempo y que se detiene cada vez que se habla de prohibir la entrada al país de ese producto residual. Existe una actividad de importación de unidades que se desechan, sobre todo en Estados Unidos y acá se ponen en el mercado.

Pero hay un uso más eficiente que no ha sido contemplado. Es procesar y triturar su caucho para la producción de otros materiales que se emplean por ejemplo en la construcción. Asumir este compromiso hace pensar en abrir nuevas perspectivas de empleo en dirección de un desarrollo sostenible.

El plan para introducir la energía renovable en el sector público es de suma trascendencia. Afecta toda la formulación de la infraestructura estatal. ¿Existe tal consideración en la política respectiva existente? Por otro lado, el Tribunal Administrativo Ambiental requerirá una modificación o ajuste del presupuesto. ¿Cuánto durará dicho análisis por parte de las autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas?

Las regulaciones en torno al aprovechamiento del agua en sitios de lavado de autos; sobre la prohibición de entrada de especies de fauna silvestre en los circos y las medidas para reciclaje en eventos multitudinarios son avances en la cultura ambiental; aspecto más complicado, porque obliga al cambio de costumbres de la ciudadanía. Tan solo, lograr que no se lance desperdicios por doquier, es una evolución.

Nuevas reglas generales sobre problemas que se han confrontado localmente y que ahora son abordados como política. Esto nos lleva a concebir la legislación ambiental con la gravedad que requiere y determinar sus perspectivas que nos conciernen a todos.

Periodista