Temas Especiales

31 de Mar de 2020

Avatar del Jorge Luis Prosperi Ramírez

Jorge Luis Prosperi Ramírez

Columnistas

¡Prepárate para la cuarentena!

Todos los expertos coinciden en vaticinar que, en los próximos días y semanas, el COVID-19 golpeará con fuerza a América Latina. Muchos temen que la pandemia crecerá a ritmos similares a los ya vistos antes en Asia y en Europa.

Todos los expertos coinciden en vaticinar que, en los próximos días y semanas, el COVID-19 golpeará con fuerza a América Latina. Muchos temen que la pandemia crecerá a ritmos similares a los ya vistos antes en Asia y en Europa. En nuestro caso, de acuerdo con reportaje publicado ayer en este diario, el infectólogo Xavier Saez-Llorens, coincidiendo con los expertos internacionales, señaló que la pandemia podría llegar al máximo de casos en nuestro país, en un periodo de 6 a 10 semanas contadas desde el inicio del brote. Eso puede ser, dentro de tres semanas.

Esto significa que la crisis apenas inicia, por lo que, para evitar un descontrol de la epidemia en el país, con miles de casos y cientos de defunciones, nos toca a todos los ciudadanos acatar al pie de la letra las recomendaciones que haga el Gobierno. En este escenario, junto con la masificación de las pruebas de laboratorio para detectar, aislar y tratar a los contagiados que enfermen, que es tarea en evolución por parte de las autoridades; es inminente el llamado a una cuarentena nacional, que requerirá que nos quedemos en casa, y que estemos preparados para eso, afrontando con una actitud positiva la situación. Estaremos haciendo algo que es esencial para el bien común y, aunque es difícil, estamos ayudando a salvar vidas.

En ese ese contexto les comparto en esta entrega un resumen de las recomendaciones básicas que nos hace la OPS para preparar el hogar y nuestra estadía prolongada en aislamiento domiciliario.

De entrada, la OPS señala que, estos preparativos hogareños requieren de mucha conversa y acuerdos con la familia sobre las acciones que se implementarán. Consideremos a los integrantes de nuestras familias que pueden estar en mayor riesgo, tales como adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, como las del corazón o diabetes. Y mantengámonos informados sobre cómo la enfermedad está afectando a otros grupos poblacionales, como embarazadas o personas inmunosuprimidas, ya que el conocimiento está avanzando rápidamente.

Es recomendable crear una lista de contactos a consultar en caso de necesitar información, atención médica o algún apoyo. Así como de familiares, amigos, vecinos, proveedores de atención médica, maestros, empleadores, entre otros. Y, ojalá no lo necesitemos, conviene identificar un área de nuestra vivienda o una habitación que se pueda utilizar para aislar algún miembro de la familia, si este presenta síntomas.

Establecido esto, hay tres medidas básicas que debemos seguir durante un período de aislamiento. Lo primero es reducir al mínimo los espacios compartidos (por ejemplo: cocina, comedor, sala), y garantizar que estén bien ventilados (ventanas abiertas). Aunque muchas familias no cuentan con más de una habitación que es a la vez sala, comedor, cocina y habitación; sí que podemos mantener la higiene personal, limpiar y desinfectar a diario las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia.

Por otro lado, mantenernos alejados de las demás personas. Eso significa que, no aceptemos visitas; utilicemos las redes sociales y vídeo llamadas. No es la hora de hacer reuniones en el zaguán, ya habrá tiempo para recuperar los besos y los abrazos pendientes cuando ganemos esta guerra contra el virus. También debemos evitar el contacto con toda nuestra familia. Nada de besos y abrazos, en especial con los abuelitos y con las personas con alguna enfermedad crónica que baja las defensas (como cáncer, hipertensión, diabetes).

Finalmente, si por alguna razón de fuerza mayor, dentro de las permitidas por las autoridades nacionales, debemos salir de la casa, evitemos, dentro de lo posible, el uso de vehículos compartidos, si vamos en bus, mantengamos la distancia mínima indicada de dos (2) metros, con las otras personas, y en el taxi, nada de pasajeros adicionales.

Médico, miembro de la Comisión Asesora del Minsa para enfrentar la Epidemia del Coronavirus.