Temas Especiales

11 de Jul de 2020

Columnistas

¿Hacia dónde vamos?

Pero calma pueblo, como en las películas, surgirán héroes que combatirán el mal, espero incluirme en este grupo, para salvar a la humanidad

Ya no seremos los que fuimos antes de esta pandemia, en el futuro seremos lo que podamos ser con mucho esfuerzo. Hasta nos dejará privados de expresar nuestros sentimientos, con un abrazo o un beso.

El distanciamiento será obligado, andaremos con nuestras mascarillas, un poco parecidas a las máscaras de El Zorro o El llanero Solitario, sin olvidar a los luchadores y superhéroes enmascarados.

Se bailará a distancia, tendremos que cumplir con estrictas medidas de seguridad e higiene y quién sabe cuánto tendremos que esperar para que todo retorne a la normalidad, al mundo que conocimos.

Los que quedemos por ahí, porque me incluyo, cuando nos pongan ese supuesto chip que mencionan, del "Nuevo Orden Mundial", al igual que todos los demás, seremos como robots al servicio de los bancos, de empresarios avariciosos e inescrupulosos y de gobiernos corruptos. 

Pero calma pueblo, como en las películas, surgirán héroes que combatirán el mal, espero incluirme en este grupo, para salvar a la humanidad. Cuánta gente apostó en los últimos tiempos a endeudarse, a casarse a hacer proyectos, empresas y ahora ven un futuro incierto; con la pérdida de empleos, con la posibilidad de reducción de salarios, quiebras de negocios, etc. 

El que compró una casa, un auto, un apartamento o una propiedad con una hipoteca, no sabrá que le depara el futuro, al menos que tenga los recursos y no dependa de ingresos extras. Igual pasará con quienes no tengan fondos para pagar sus alquileres. Viviremos a expensas de los bancos, financieras y abogados. La gente que vive de ilusiones y que su espíritu es tener lo que tal vez tenía, pero que se le despertó el diablillo de endeudarse para tener. 

Llegaremos a diciembre y veremos, ojalá celebremos una Feliz Navidad y nos reciba un próspero año nuevo 2021. Si logramos llegar y si hemos adquirido la "inmunidad del rebaño" sonreiremos y nos daremos un abrazo, con la mente firme y con la disposición de levantarnos con humildad, pero como héroes, que pasamos uno de los peores episodios que ha vivido la humanidad. Dios nos bendiga a todos.