Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Avatar del Mirla Martínez Antadilla

Mirla Martínez Antadilla

Columnistas

Mirada a los héroes que luchan contra el Covid-19

En esta pandemia mundial por el Covid-19, los llamados héroes anónimos ya no lo son, porque con su sacrificado y delicado trabajo diariamente, se les ha podido conocer y han demostrado que aman y tienen vocación por su profesión, y ella los ha llevado a recibir reconocimientos tanto del Gobierno nacional como de la empresa privada, y de particulares, por su empeño y dedicación.

En esta pandemia mundial por el Covid-19, los llamados héroes anónimos ya no lo son, porque con su sacrificado y delicado trabajo diariamente, se les ha podido conocer y han demostrado que aman y tienen vocación por su profesión, y ella los ha llevado a recibir reconocimientos tanto del Gobierno nacional como de la empresa privada, y de particulares, por su empeño y dedicación.

¿Que si tienen vocación? Claro que sí, porque el riesgo al que se enfrentan diariamente al salvar vidas, es digno de alabar y exaltar. Es un riesgo que corren regularmente, y en la mayoría de los casos sacrifican el tiempo que debían dedicar a la familia.

Con esta pandemia podemos destacar que los héroes que tenemos en primera línea son los trabajadores de la salud. Se incluye el personal administrativo y de limpieza. Sin ellos el sistema de salud no funcionaría.

Otros guerreros que luchan contra este mortal virus son los policías, los trabajadores de protección civil, bomberos y voluntarios, entre otros. Todos por igual son héroes, porque se interesan por el bienestar de los demás, son arriesgados y capaces de hacer cosas inimaginables.

Muchos de ellos relatan lo riguroso y delicado que es la limpieza cuando llegan a casa, y otros que ni siquiera comparten con sus seres queridos, porque han tenido que aislarse de su entorno familiar. Su comunicación se ha limitado al teléfono y a las videollamadas. Eso se llama actitud y compromiso.

Esta es una labor muy sacrificada que requiere de mucha humanidad, responsabilidad, conciencia social y sacrificio. Trabajan 24/7, salvan vidas, arriesgan la suya y se exponen a situaciones peligrosas.

Estos héroes de la salud, seguridad, protección civil, bomberos, no ven como un heroísmo lo que hacen, porque consideran que esto es parte de su labor habitual y que cuando aceptaron este trabajo sabían a lo que se enfrentaban. Inclusive, una trabajadora de la salud agradeció todos los reconocimientos que les hacen; sin embargo, afirmó que en “esta crisis todos somos héroes”, también los que se quedan en casa.

Aún no sabemos cuándo terminará este confinamiento; de lo que sí estamos seguros, y lo han confirmado los especialistas e investigadores, es que este terrible enemigo (nuevo coronavirus) ha cobrado la vida de muchos de estos héroes, que vino para quedarse y que tendremos que aprender a vivir con él.

En tal sentido, ahora más que nunca, por sus hazañas y entrega en medio de la batalla contra el Covid-19, que vivan nuestros héroes que ya no son anónimos, porque los conocemos muy bien, y merecen nuestros respeto y admiración.

Periodista