Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Avatar del Roberto Antonio Pinnock Rodríguez

Roberto Antonio Pinnock Rodríguez

Columnistas

Histórico Congreso de Extensión Universitaria: dejando atrás el tecnocratismo elitista

La semana del 14 al 18 de este mes, se llevó a cabo el Tercer Congreso de Extensión Universitaria, en la modalidad virtual, con enorme éxito organizativo de parte de la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad de Panamá, liderada por el vicerrector Denis Chávez, bajo la tutela institucional del rector Eduardo Flores.

La semana del 14 al 18 de este mes, se llevó a cabo el Tercer Congreso de Extensión Universitaria, en la modalidad virtual, con enorme éxito organizativo de parte de la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad de Panamá, liderada por el vicerrector Denis Chávez, bajo la tutela institucional del rector Eduardo Flores. Este evento, marca algunos hitos históricos interesantes que dan cuenta del nivel de maduración de una visión alternativa y transformadora de lo que corresponde a la extensión como una de las funciones sustantivas de toda institución universitaria -las otras dos son la investigación y la docencia- que se orienta hacia una fecunda relación Sociedad-Universidad. Veamos algunos de esos hitos.

Si miramos el pasado más reciente, podemos constatar que en el denominado “Plan estratégico de la VIEX (2016-2021)” se planteaba como misión de la Vicerrectoría de Extensión que la misma: “se proyecta en la sociedad a través de la educación, la cultura, y el deporte de manera permanente con planes, programas y proyectos de calidad basados en los principios de transparencia, desarrollo humano y sostenibilidad ambiental”. Más adelante, en el objetivo estratégico del referido plan, se amplía esta visión principal, planteándose: “Fortalecer la vinculación entre la Universidad de Panamá (UP) y la sociedad, mediante la TRANSFERENCIA DE CONOCIMIENTO CIENTÍFICO” (VIEX, 2015).

En realidad, ese documento, elaborado en el quinquenio próximo pasado, representa el cierre de una época y la apertura de la que hoy estamos palpando. Es decir, la visión y objetivos formulados hacen referencia a una perspectiva UNIDIRECCIONAL de la Universidad hacia la Sociedad. La luz de la sapiencia universitaria es llevada a la oscuridad de nuestra población.

“La Universidad NO puede convertirse en centro de interpretación del destino de su sociedad. Lo ideal NO es que la Universidad sea educadora de la comunidad, sino que la COMUNIDAD SEA EDUCADORA CON LA UNIVERSIDAD” (Cordón y Cordón, 2016).

Esta idea fue harto destacada por el vicerrector, a lo largo de la jornada y particularmente, en sus vibrantes palabras de clausura. Aquí, manifestó que se trata de que entendamos que “la Universidad no tiene el monopolio de los saberes” (Chávez, palabras de clausura, III Congreso de Extensión Universitaria, 2020).

Esta visión se viene impulsando desde los últimos cuatro años y en honor a la verdad, existe una cultura de tal hechura asistencialista y elitista entronizada en las prácticas de las universidades de nuestro país, que hacen tortuosa esta transformación de la función de extensión. No obstante, en el caso de la Universidad de Panamá, los esfuerzos realizados en estos años y los resultados que tímidamente comienzan a aparecer, marcan que, en efecto, se trata de una nueva época en la extensión universitaria panameña. Esto es, en tanto comienza a abandonarse la arrogancia elitista que nos ha mantenido por muchos años de espalda a las necesidades de transformación de nuestra sociedad y no de las necesidades de las corporaciones transnacionales que solo buscan en la educación superior una cantera de profesionales robotizados que satisfagan sus apetitos lucrativos.

Ya lo afirmaba el profesor Chávez al concluir el evento, que nuestra Universidad se plantea un nuevo tipo; de una “descontextualizada (…) que hace hincapié a los “rankins” universitarios (…) a otra que “esté volcada a resolver los problemas de la sociedad” (Ibidem).

Ahora bien, ¿qué de estas afirmaciones se erigen como expresión de una nueva visión alternativa, transformadora de la extensión universitaria y no repetidora de la retórica de lo planteado hasta hace pocos años? Sencillo, la forma como esta Vicerrectoría está abordando la relación Universidad-Sociedad, confirmado a través de sus proyectos elaborados y en elaboración en todas las regiones del país donde la Universidad de Panamá tiene presencia.

En efecto, parte de esta nueva práctica pudo apreciarse en no pocas de las ponencias, donde se planteaba que los proyectos no eran resultado de las elucubraciones tecnócratas de los estudiantes y docentes, sino de las propias inquietudes y expectativas de los grupos humanos de las comunidades vulneradas y abandonadas por las políticas del Estado republicano.

Sin embargo, también fue evidente que, naciendo esta nueva proyección social, aún no se ha completado una masa crítica de universitarios ni de las normas institucionales que potencien esta extensión transformadora. Aun así, lo cierto es, que ya se está en una etapa nueva que abrazó el reto de dejar atrás el tecnocratismo elitista.

Sociólogo y docente de la UP.