Temas Especiales

13 de May de 2021

Silvia Rujano de Batista

Columnistas

Noviembre: mes de hermandad, solidaridad, alegría y esperanza

¿Cierto que el mes de noviembre es un tiempo de esperanza?.

¿Cierto que el mes de noviembre es un tiempo de esperanza?

Llegó el Día de la Bandera, 4 de Noviembre del 2020, nos disponíamos a cantarle a nuestro emblema nacional: “Con retazos de mi cielo, con destellos de la aurora, con la albura de un anhelo, te dibujaron enseña ideal, las estrellas que en ti lucen, nos enseñan el camino, que conduce a tu destino, donde serás siempre inmortal. Oh Bandera…”.

Mas, la noticia del día nos llamó a la reflexión, acerca de lo que hablábamos el día anterior, respecto al daño que causan los que destruyen la montaña por saquearnos el oro y demás minerales. Pero, sobre todo, la situación nos llamó a la acción inmediata a todos los panameños y panameñas, pues la noche anterior la furia de las aguas de los ríos en Chiriquí, Bocas del Toro, Coclé y Veraguas había causado mucho sufrimiento y dolor a cientos de familias.

Fue inmediata la acción tomada, tanto por la Iglesia panameña como por el Gobierno nacional y muchas personas y empresas. Nos dispusimos a servirle a nuestros amados hermanos; y seguiremos contribuyendo, además confiamos en que todos los funcionarios mantengan el perfil de transparencia y honradez para hacer llegar a los hermanos de la comarca sus recursos, y que los protejamos muy bien, para que al final quede la buena huella del amor en las comunidades, cuando se les construyan a los más empobrecidos sus nuevas viviendas, lo que consideramos que debe suceder.

Y es que la solidaridad trae la alegría.

Llegan el 9 y 10 de Noviembre, los santiagueños y santeños recordamos el día en que nuestros próceres dieron el grito de emancipación, de libertad y soberanía, y con sus voces valientes de júbilo nos traen la esperanza del amanecer feliz para todos los pueblos latinoamericanos, donde impere la democracia y la justicia social, la producción y la comida para todos, los valores, la educación y la cultura hermosa de nuestros hermanos indígenas. Así, cantamos con la Wiki pala y los hermanos suramericanos, a quienes vemos reír junto a la mayoría de los bolivianos recibiendo a su gran líder, el expresidente de varias reelecciones por su pueblo, Evo Morales Aimara, y a su vicepresidente Álvaro García Linera, quienes han tenido que permanecer fuera de su bella patria por un año a causa de la ignorancia que llevó a algunos a darles golpe de Estado en noviembre de 2019. Pero la justicia ha reinado, pues el Pueblo Boliviano exigió su vuelta a la Democracia y este 8 de noviembre tomaron posesión sus nuevos mandatarios, los que, democráticamente don Evo y el Pueblo Boliviano escogieron. Ellos son Luis Arce y David Choquehuanca, presidente y vicepresidentes de Bolivia. Bendición y canto del caracol y la justicia, ejemplo para toda América, como antesalas de la esperanza, porque: “Somos parte de una Patria Grande que quiere crecer, que quiere tener justicia, que quiere el desarrollo para todos, que quiere abrazar a todos”. (Evo Morales en la Quiaca). “Y para lograr este objetivo hay un instrumento que nunca debemos olvidar: la democracia”, (Alberto Fernández, en Villazón”.

Docente