Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Columnistas

Condecoración a Julio Yao

“Importa resaltar, además, que el meritorio y esforzado candidato propuesto jugó un rol protagónico como brazo derecho del Canciller de la Dignidad, Juan Antonio Tack, […]”

La Central Nacional de Trabajadores de Panamá -CNTP-, mediante carta formal dirigida al presidente de la República, Laurentino Cortizo, de fecha 20 de diciembre de 2021, suscrita por el magíster Alfredo Graell Añino, su secretario general, solicitó se otorgue condecoración al Dr. Julio Yao Villalaz por sus servicios a la Patria.

La indicada solicitud de condecoración también incluye el nombre de Rubén Darío Sousa Batista, dirigente histórico del Partido del Pueblo e incansable luchador patriota.

Múltiples fueron y son aún las patrióticas acciones de Julio en su lucha que no termina y que comenzó a los ocho años de edad, por la independencia de nuestro país, subordinado, primero, al Tratado Hay-Bunau Varilla de 1903 a perpetuidad y, ahora, a un peligroso Tratado de Neutralidad, impuesto también a perpetuidad por EUA.

En 1947, a los ocho años de edad, Julio Yao marchó contra el Convenio de bases Filós-Hines. A los diez años, sufrió el ataque feroz e injustificado de un perro pastor alemán de un alto militar norteamericano en los límites de la Zona del Canal, por lo que tuvo que ser operado de urgencia y sin anestesia. No pudo caminar ni ir a la escuela por cuatro meses. Al no ser defendido por el “Gobierno nacional” y ser engañado por el “Gobierno de la Zona del Canal”, a esa edad Julio juró dedicar su vida a expulsar a EUA del territorio nacional.

Julio Yao jugó un papel preponderante en el rechazo de los Tratados Robles-Johnson, cuando esgrimió los más contundentes argumentos en el Panamá-América en contra de dichos proyectos durante tres años (1966-1968), tal como testimonia su libro “El Canal de Panamá, calvario de un pueblo” (1972, 1975).

Importa resaltar, además, que el meritorio y esforzado candidato propuesto jugó un rol protagónico como brazo derecho del Canciller de la Dignidad, Juan Antonio Tack, en un período crucial de la República (1972-1977), destacándose el haber diseñado la estrategia ante la Reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y haber redactado, a petición del general Torrijos y del canciller Tack, la Declaración Conjunta Tack-Kissinger, de fecha 7 de febrero de 1974, marco de referencia del Tratado del Canal de 1977.

El compañero y amigo Julio Yao redactó, por decisión del Ministerio de Educación y de Relaciones Exteriores, el programa de estudios de la asignatura de Historia de las Relaciones entre Panamá y Estados Unidos, eliminada por el Gobierno de Ricardo Martinelli y acusada de inconstitucional por la Universidad de Panamá y la Corte Suprema de Justicia.

Ampliamente conocida es la estrecha vinculación que tuvo Yao con el general Omar Torrijos Herrera, de quien fue asesor de las negociaciones y quien rescató la bandera de la lucha generacional nacionalista, llevándola hasta el triunfo de la causa panameña el 7 de septiembre de 1977.

La única condecoración que merece ser concedida a Julio Yao es la que lleva el nombre de ese Líder indiscutible, y así lo sustentamos públicamente, con la certeza de que sectores progresistas de Panamá harán lo mismo.

Debido a la permanente e intensa lucha de organizaciones cívicas y gremiales populares, en la que fue y es actor principal Julio Yao, con miras en la conquista del OBJETIVO FINAL que señaló, como tarea pendiente, el general Omar Torrijos Herrera, es de justicia que se le otorgue la condecoración que lleva el nombre del Líder que unificó al pueblo de Panamá, de la Patria Grande y Universal.

Periodista y escritor.