Temas Especiales

27 de Ene de 2022

Columnistas

Pandeportes engaña a la UP

“El silencio universitario es preocupante, pero igual la engañosa actitud de Pandeportes, que se rehúsa a firmar el convenio, en una actitud poco seria, […]”

La relación del Instituto Nacional de Deportes, hoy Pandeportes, ha sido altamente traumática para la Universidad de Panamá, Centro Regional Universitario de Colón.

El 19 de junio 1996, se establece un convenio en donde la institución universitaria daba parte de sus terrenos para la construcción de un estadio de fútbol y pista de atletismo para 5000 personas. Es eso hoy lo que se conoce como el estadio Armando Dely Valdés. El 19 de junio de 2021, se cumplieron los 25 años de vigencia del convenio, por lo que ese bien pasaba a la Universidad de Panamá para su administración o se negociaba una nueva y distinta relación que fuera beneficiosa para el CRUC de Colón.

Responsablemente, la Universidad de Panamá partió del principio de favorecer a la comunidad y, ante la real posibilidad de mantención de esa estructura, entendió que era posible una relación contractual que permitiera una verdadera respuesta al deporte, a la comunidad en general y, por supuesto, a los universitarios.

Valga decir que, durante la vigencia del convenio, Pandeportes usufructuó ese bien de manera unilateral con perjuicios notorios para el CRUC no únicamente a la Escuela de Educación Física, a la cual se le negó su uso, sino también a las infraestructuras dañadas por fanáticos cada vez que se realizaba una actividad deportiva. El CRUC, con sus propios recursos, tuvo que enfrentar -muchas veces- los arreglos respectivos.

Vencido el convenio, se estableció una acción negociadora de un nuevo convenio de parte de la Universidad de Panamá, CRU de Colón y Pandeportes. Después de largas sesiones, tanto en la capital de la República como en Colón, se logró un documento que permitiera a ambas instituciones accionar en conjunto para la administración del estadio universitario Armando Dely Valdés. Este nuevo convenio da una verdadera respuesta al deporte en Colón y a los universitarios y elimina -por decirlo así- de tajo el uso muy particular de esa estructura deportiva, en manos de clubes profesionales de fútbol, que fueron beneficiados en todos los sentidos.

Es claro que para darle el soporte legal al nuevo convenio es fundamentalmente necesario que las instituciones que convienen firmen el documento. A saber, por la Universidad, el rector, Dr. Eduardo Flores Castro, y Héctor Brands, por Pandeportes.

Desafortunadamente, eso no ha sido posible. En medio de unas evasivas y de excusas inentendibles, Pandeportes retrasa la firma del nuevo convenio, mientras sigue ilegalmente usufructuando ese bien.

Frente a ello, en calidad de presidente de la Comisión de Patrimonio, dirigimos nota, el 31 de agosto del año en curso, al actual director del CRU de Colón. En la misma señalamos que: “En su condición de director del CRU de Colón corresponde a usted en primera instancia hacer valer el derecho de posesión del Armando Dely Valdés… Toca a usted actuar, señor director del Centro Regional Universitario de Colón”. No se ha dado ninguna respuesta.

El silencio universitario es preocupante, pero igual la engañosa actitud de Pandeportes, que se rehúsa a firmar el convenio, en una actitud poco seria, que demuestra la forma como no se honran los compromisos.

Docente universitario.