Temas Especiales

17 de May de 2022

Columnistas

En las buenas y en las malas

¡Que no muera la pasión!

Gracias, muchachos. Gracias, Fepafut. Gracias, LPF. Gracias, Marea Roja. Hace unos años ni siquiera existíamos en este deporte. Otros eran los importantes para la fanaticada. No puede ser que cuando se presentaban y ganaban fuesen “LO MÁXIMO”.

Hoy, recuerdo cuando nuestros pequeños gigantes de la fusta y el sillín tenían como único escenario el Juan Franco (que no conocí, pero me dicen quedaba por Obarrio), y luego en el Hipódromo Presidente Remón. Allí, surgieron, Jacinto Vásquez, Braulio Baeza, Mané Icaza, el inmenso Laffit Pincay, y tantos otros que nos llevaron a convertirnos, según algunos, en la tierra de los mejores jinetes del mundo.

Y qué no decir del boxeo, con nuestros cuatro Campeones Mundiales al unísono (CUNA de CAMPEONES). Pese a ello las derrotas de Laguna ante Carlos Ortiz (que por un momento llevó a muchos a criticar a nuestro Tigre de Santa Isabel), y la venganza (?) del cholo Roberto Duran (al cual el “no más” ante Sugar Ray Leonard, por un buen tiempo hizo olvidar a muchos las grandes satisfacciones que en cada combate nos brindaba), nos vistieron de gloria.

Una Selección que, hasta hace poco, hacíamos mofa de ella, pues en los últimos minutos se decía que se entregaba, y allí no había forma. Hoy, a esos muchachos que nos han puesto en el sitial de competir con selecciones como Mexico, Costa Rica y Honduras, después de un esfuerzo que nos hizo acariciar consistentemente un sueño con su excelente desempeño en varios partidos, no los dejemos solos. Más, cuando, incluso actores permanentes, como Italia, estarán ausentes. Nuestro Equipo no necesita que lo destruyamos. NO ES JUSTO ABANDONARLOS. Ellos no solo hicieron nacer esa PASIÓN, que sin dudas logra vencer adversidades.

Este día invito a todos, a acompañarlos a su compromiso contra CANADÁ, y decirles que estamos con ellos. Porque así como Eusebio Pedroza y Durán se levantaron de golpes como consecuencia de derrotas, para convertirse, uno en el campeón con más defensa en su división, y el Cholo para ser una Leyenda del Boxeo, pese al cuestionado “No Más”, nuestra Selección nos brindó la esperanza de volver a brillar, luchando por llegar a un Mundial en medio de estas dos guerras (Sanitaria, y Rusia-Ucrania), pero no pudieron concretar ese anhelado sueño.

Deben convencerse de que esa entrega debe ser permanente; que les falta mucho aún por conquistar, pero que lo lograrán. Estamos con ustedes. Han perdido esta batalla, pero no sucumban ante este momento de adversidad. Devolvámosle la fe. No todo se ha perdido.

En ese camino demos, como afición, una oportunidad a nuestro técnico Thomas Christiansen, y a nuestra Selección. Y muchachos, den la vida en el campo y pónganle corazón a nuestra camiseta.

Abogado y fanático de nuestra Selección.