Temas Especiales

06 de Jul de 2022

Columnistas

Apoyar la justa lucha del pueblo colonense es un deber

Señor Presidente: esta realidad de la hermana provincia de Colón es injusta, es cruel, es inhumana. Le exigimos respuesta a ese pliego de peticiones que han presentado las y los compañeros de la Coalición de Unidad por Colón (CUCO)

El pueblo de Colón tiene una larga historia de lucha por una vida decorosa y que les permita vivir dignamente. Retrotraemos a quienes lean este artículo las expresiones manifestadas en un comunicado de la Unión Sindical de Trabajadores de Oficios Mixtos de Colón que señalaba: “la marcha va en contra de esta muerte lenta en que una oligarquía asesina y despiadada, despótica y cruel mantiene por medio de salarios de hambre”.

Era 4 de octubre de 1959. Los desocupados y obreros de la ciudad de Colón emprendieron una marcha hacia el Palacio Legislativo en la ciudad de Panamá que fue llamada “Marcha del Hambre y la Desesperación”. Encabezada por el secretario General de la Unión Sindical de Trabajadores de Oficios Mixtos de Colón, Andrés Galván. (Las luchas obrera…CELA), allí se plantearon los siguientes puntos:

Salario mínimo, sueldo no menor de $0.50 la hora.

Rebaja de 50% de los alquileres.

Aprobación de una ley agraria que proteja al campesino.

Seguridad de que los actuales moradores de San Miguelito no serán sacados de sus predios con motivo de los trabajos de urbanización del IVU (Instituto de Vivienda y Urbanismo)

Subsidio para los desocupados.

Trabajo para los desocupados y abaratamiento del alto costo de la vida.

Si observamos los puntos: el costo de vida, salario, desempleo, han sido una constante en cada una de las luchas que desde 1959 se vienen demandando en Colón. Difícilmente se cambia de actitud, viviendo en condiciones tan injustas y precarias; como algunos han expresado que para salvar a Colón hay que cambiar de actitud.

Recordamos toda la lucha llevada a cabo en la administración del Sr. Martinelli, cuando se pretendía vender los terrenos de la Zona Libre de Colón. Lucha que impidió la venta de dichos terrenos, y fue el Frente Amplio de Colón quien dirigió la lucha y las expresiones que desde distintas partes del país se solidarizaban con el pueblo colonense. Se logró impedir la venta de dichos terrenos que son del Estado panameño.

Luego en el gobierno de Varela, exigían mejoras de las calles y trabajo para los desempleados. Con el presidente Cortizo, en la primera jornada, lo obligaron a ir a Colón y ahí le presentaron una serie de demandas fundamentales, y como objetivo señalaban la necesidad de “aliviar en términos significativos la grave situación laboral de la provincia de Colón”. Y para ello señalaron la necesidad de crear un número significativo de puestos de trabajo con remuneraciones no inferiores a $600.00 mensuales. Elevar la competencia laboral de un número significativo de personas. Este aspecto es muy importante como importante son todas las cinco demandas presentadas que son básicas para la subsistencia de los seres humanos.

En las demandas estaba la salud, la construcción del hospital Manuel Amador Guerrero, la planta potabilizadora de agua Antonio Yepez de Léon, transporte, terminal de buses, calles, paradas, viviendas, plan de desarrollo integral, educación, construcción de la Casa de la Cultura, estadio Mariano Bula ,e indemnización a los buhoneros, micro y pequeños empresarios. Estas demandas son el resultado de 12 talleres que se hicieron en la Universidad de Panamá, en un pliego construido colectivamente que refleja el sentir de los diversos sectores de la sociedad colonense.

Colón es la provincia que genera el más elevado nivel de Producto Interno Bruto (PIB), del país por persona, y es la segunda provincia con el más elevado nivel de desempleo. Colón tiene una población de 294,060, habitantes en una extensión territorial de 4,868,4 Km2. Sin embargo, según la Encuesta de Mercado realizada por INEC en octubre de 2021, el 12.6% de la población económicamente activa estaba desempleada. La juventud y las mujeres llevan la peor parte. En los jóvenes de 20 a 24 años de edad, el desempleo fue de 26,5%; y en el caso de las mujeres a esa edad alcanzaba el 40,5%. En octubre de 2021, el 45,3% de las personas ocupadas en actividades no agropecuarias se encontraban en condiciones de informalidad. Si se suma a las y los desocupados, los informales, se tiene que el 49,3% de la fuerza laboral de Colón se encuentra en condiciones muy precarias laboralmente.

Señor Presidente: esta realidad de la hermana provincia de Colón es injusta, es cruel, es inhumana. Le exigimos respuesta a ese pliego de peticiones que han presentado las y los compañeros de la Coalición de Unidad por Colón (CUCO).

No se puede continuar con la entretención de comisión en comisión, las cuales se desvanecen luego de que el movimiento haya bajado la presión. No darle respuesta a las fundamentales necesidades de los colonenses exige unidad y apoyo a la lucha del pueblo colonense y a la defensa de sus derechos, por lo que se requiere la participación de toda la ciudadanía nacional.

Educadora