Temas Especiales

04 de Feb de 2023

Columnistas

Panamá con sus tétricas navidades

Las navidades aquí en Panamá cada año son más siniestras, pocos se acuerdan de DS y nos entregamos a la vanidad, a ruidos infernales, a fuegos artificiales., a gastar la plata en guirnaldas y vainas superfluas

Panamá no está en este primer cuarto del siglo 21 para foquitos, desfiles ni repartideras de orejas de puerco. Los hombres serios, como mi compadre Galo Ramírez, Nelson Vergara y yo, deberíamos tratar al país como si fuese un niñito castigado. Las navidades aquí en Panamá cada año son más siniestras, pocos se acuerdan de DS y nos entregamos a la vanidad, a ruidos infernales, a fuegos artificiales., a gastar la plata en guirnaldas y vainas superfluas. ¡Vean! Con las pirámides de basura en las ciudades principales y en las cabeceras provinciales y distritales de todo el país, no consideran Uds. mis venerables ancianos que, tanto gobernadores, alcaldes, representantes y el pueblo sinvergüenza, deberían antes que nos ataque otra morrina, estar con miles de escobillas de negra jorra o malagueto barriendo y lavando las mugrosas calles de sus entornos.

Otra cosita, ¿alumbrados para qué?, si antes de exiliarme en estos vergeles montañosos huyéndole a la tortura antigubernamental reinante en la patria “inabos” como dicen algunos locutores deportivos del mundial de Qatar, familias enteras a extasiarnos con los adornos navideños en las calles belén de perejil, asistíamos a las calles de Cerro Viento y San Antonio adornadas con la plata de los vecinos, pero ahora alcaldes locos dicen gastar millones y sillones en alumbrados y desfiles intrascendentes e innecesarios.

¡Jamones! Para el consumismo o la rebusca? Miren muchachos nuevos como antes había poco o nada que hacer, asistía frecuentemente tanto a la iglesia de Capira aunque comentaran que la supuesta hermana del padre era su mujer, como a todos los cultos protestantes que se asomaran a Capira con una Biblia debajo del sobaco: Evangélicos, Salva cuatro, Aleluyas, Mormones, Chompis chompis etc. Y no recuerdo de esos respetables pastores predicamentos sobre: Jamones, perniles, en el nacimiento de la luz del mundo, pero si recuerdo que nunca dejaron de mencionar con cariño y humildad a una vaca y a un burro viejo residentes en la caballeriza en donde nació hace 2022 años, nuestro señor, animales inocentes que además de dar calor al pesebre mantenían un agradable olor a mierda de vaca con huevo de burro sin bañar… Cosa muy diferente al laberinto de trastornados en que ser convertido nuestra navidad.

Economista, escritor costumbrista