• 04/03/2016 01:00

Promovamos una cultura científica

Desde la educación primaria, los niños deben hacer experiencias que confronten sus conceptos con la realidad del fenómeno

Desde edades muy tempranas los individuos adquieren una idea de un determinado fenómeno, sin embargo, en un alto porcentaje son erróneas. Estos preconceptos se dan mucho en el área de las Ciencias Naturales, por lo que se deben hacer grandes esfuerzos a nivel de educación, para corregir dichas inexactitudes, promoviendo una mejor cultura científica en la población panameña.

Desde la educación primaria, los niños deben hacer experiencias que confronten sus conceptos con la realidad del fenómeno. Se han hecho varias investigaciones que demuestran que los preconceptos no son fáciles de eliminar o corregir, por lo que se requiere que el individuo se enfrente a diferentes situaciones, actividades o experiencias que haga confrontar lo que piensan con la realidad.

En Panamá se han hecho pocos libros o espacios que aborden diferentes fenómenos para ayudar a mejorar la comprensión de las Ciencias. Es por ello que reconocemos el esfuerzo de quienes ayudan a que la población panameña comprenda mejor los conceptos de Ciencias. Dentro de estas instituciones se tiene el Museo Explora, donde los jóvenes y adultos pueden aprender Ciencias de forma divertida y la Senacyt que impulsa algunos programas con este propósito, al igual que el Centro de Investigaciones para el Mejoramiento de las Ciencias Naturales y Exactas (CIMECNE) de la Universidad de Panamá.

Cabe destacar una publicación reciente, el libro Ciencia para todos: las mil preguntas de ciencia que todos debemos saber del Dr. Eduardo Flores Castro, catedrático de la Universidad de Panamá, que el próximo miércoles 23 de marzo se presentará, a las 10 de la mañana, en el auditorio José Dolores Moscote. En este libro el Dr. Flores responde de forma sencilla y amena mil preguntas de Ciencias de las que tal vez en algún momento todos hemos querido saber su respuesta. Este libro tiene el objetivo de promover y elevar la cultura científica, por lo que fue ganador de un concurso de la Senacyt para financiar publicaciones nacionales. Consideramos que es una obra a la que se le debe dar la suficiente promoción y divulgación por el gran aporte que representa, al hacer accesible los conocimientos científicos para todo público.

Las escuelas y universidades deben jugar un papel preponderante para ayudar a los estudiantes a elevar su cultura científica, la cual es igual de importante que la cultura humanista, literaria y de las bellas artes. Sin embargo, es preocupante que en Panamá, en varias carreras a nivel universitario y a nivel de bachillerato, se están eliminando cursos del área científica o se les ha disminuido el número de horas, lo que va en contradicción con el proceso natural que estamos viviendo, en donde cada día somos más dependientes de los descubrimientos científicos y tecnológicos.

El poco interés en las Ciencias se ve reflejado en el bajo porcentaje de estudiantes que eligen carreras del área de las Ciencias Naturales y en el número de universidades que ofrecen estas disciplinas. En el 2015 en el Campus Central de la Universidad de Panamá, los estudiantes que eligieron carreras del área de las Ciencias Naturales solo representaban el 3,6 % del total de los estudiantes del Campus, lo que es preocupante, ya que el desarrollo científico y tecnológico de un país depende en gran medida del número de profesionales en estas áreas.

Por ello exhortamos, a quienes toman decisiones sobre la educación de nuestro país, a que se incentiven más actividades que promuevan el gusto, el aprendizaje y el estudio de las ciencias, promoviendo así una mejor cultura científica.

CATEDRÁTICO DE FÍSICA DE LA UP.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus