• 08/06/2024 00:00

Del modelo unipolar al multipolar

En Panamá, [...] se fortalecen las relaciones económicas y políticas con EE.UU., seguirá desarrollándose el modelo neoliberal

Mientras EE.UU. abre nuevos frentes de lucha por todo el mundo, en defensa del modelo unipolar; China Popular invierte y da préstamos para minería, ingeniería e infraestructura y se consolidan gobiernos progresistas en el continente.

Definido el conflicto Ucrania-Rusia, es innegable que las fuerzas bélicas y el manejo diplomático de la federación rusa jamás dieron alguna oportunidad de triunfo a Ucrania, con ayuda económica/militar de la OTAN y EE.UU. Ante esta flagrante derrota, Israel, apoyados por EE.UU. y Europa Occidental, lanza una guerra de exterminio contra los palestinos, imbuidos y recluidos en la franja de Gaza. Este accionar inmiscuye a países como Irán, Irak, Cisjordania y otros que apoyan a los palestinos. A la vez, China, Rusia y el mundo empujan a que la ONU declare inhumana y violadora de todos los derechos fundamentales del hombre el ataque israelí sobre Gaza.

Igual ocurre en África con los conflictos en Sudán, Libia, Burkina Faso, Malí, Níger, Etiopía y República Centroafricana; China, India, Rusia y Turquía ganan presencia en el continente, mientras occidente europeo y EE.UU. evidencian un claro y profundo retroceso.

El progresivo debilitamiento económico de EE.UU., (38 millones de pobres, 20 millones de indigentes y 40 millones de drogadictos), sumado al surgimiento de nuevas potencias económicas como China Popular, Rusia e India, marcan una definida transición de un orden internacional unipolar al multipolar.

Latinoamérica, abandonada por el modelo unipolar, avanzó con esfuerzos propios y desarrolló lazos cooperativos y económicos con otras potencias y creó fuerzas políticas progresistas en contra del neoliberalismo, buscando mejores caminos de desarrollo económico y bienestar social.

Esta negatividad frente a la pérdida de poder en gran parte del mundo, EE.UU. retrocede la mirada y observa como “su patio trasero” tiende a caer en otras manos de otras potencias y experimentar con gobiernos progresistas, autónomos y nacionalistas. Lo que lo motiva a polarizar el ambiente político del continente e interferir en todas las decisiones políticas con el ánimo de volver a dominar el área.

Al revisar el continente, entiende que ya no es válida las intervenciones militares, por lo que interfiere en los comicios electorales con patrocinio económico, colaboración del estamento judicial (electoral), medios de comunicación social masiva (radio, tv y periódicos) y redes sociales, solidifican fuertes alianzas con empresarios/monopolios nacionales/internacionales, crean movimientos políticos juveniles con fundamentos ambientalistas e igualdad de género. Son profesionales y sin ninguna experiencia en política electoral.

Pero también las propuestas nacionalistas, progresistas de movimientos autónomos han dado claros triunfos en el continente. Alejados de intervenciones foráneas, luchan por el equilibrio socioeconómico en Latinoamérica. Allí tenemos el aplastante triunfo electoral de Claudia Sheinbaum en México, Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil, Gustavo Petro en Colombia y Gabriel Boric en Chile. Pero también el modelo unipolar ha generado el triunfo, al presidente ultraliberal y derecha extrema, Javier Milei en Argentina y al salvadoreño Nayib Bukele.

Es importante saber que el próximo 5 de noviembre serán las elecciones presidenciales de EE.UU., se enfrentarán Joe Biden (Demócrata) y Donald Trump (Republicano), los dos quieren reasumir el control político-económico en América, apoyar el decaído neoliberalismo y sobre todo, no permitir presencia China en América, imponiendo gobiernos “amigos” en todo el continente.

Para fortalecer su nueva política de dominación y sumisión y disminuir la creciente presencia del país asiático, llega a Argentina el USS George Washington, dotado con 5,400 marinos, escoltado por el destructor USS Porter y el buque logístico USNS John Lenthall. Participará en ejercicios de adiestramientos “Gringo-Gaucho II” y con actividades combinadas Brasil, Chile, Ecuador, Perú y Uruguay. Se entiende que así podrá contener la presencia de otras potencias y reformular sus relaciones diplomáticas, económicas y políticas, en el continente.

En Panamá, con el nuevo gobierno de José Raúl Mulino (2024-2029), se fortalecen las relaciones económicas y políticas con EE.UU., seguirá desarrollándose el modelo neoliberal y se regularán las relaciones con China Popular. Nuestro mayor capital, el Canal Interoceánico (6% del tránsito del comercio mundial), nos permite fortalecer una política neutral ante cualquier problema económico/militar en cualquier parte del mundo.

Debemos estar atento a cualquier evolución del unipolarismo al multipolarismo, donde el poder esta más distribuido, así viviremos en paz y sin primacías.

El autor es economista

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus