• 22/08/2023 00:00

Sin inversión privada, seguiremos generando informales

“El Contrato con Minera Panamá y la Lista Gris del GAFI definirán el futuro de la IED (Inversión Extranjera Directa) en Panamá”

Como telón de fondo a la discusión del Contrato Minero en la Asamblea Nacional, Panamá enfrenta una encrucijada socioeconómica acelerada por una severa crisis laboral que la pandemia no creó, pero sí agravó.

La economía y el empleo se recuperan a velocidades diferentes. En el 2022, el producto interno bruto (PIB) superó los niveles prepandemia, pero entre enero y mayo 2023, Mitradel tramitó 120 258 nuevos contratos laborales, versus 171 537 procesados por la entidad durante el mismo período del 2019, al tiempo que pasamos de generar 3079 nuevos informales por mes (2019) a 10 008 en el 2022.

Estamos generando un tercio menos empleos formales y más del triple de los informales que en el año prepandemia.

Nuestra crisis laboral no es de empleo, sino de confianza

Sin un empresario que ve una oportunidad de negocio, el empleo asalariado no existe (a menos que sea en el Gobierno). De cada 100 nuevos empleos que hoy genera la economía, 60 son informales, 10 son funcionarios, y de los otros 30, 23 son temporales (Contrato Definido o Por Obra Terminada).

De cada 100 personas que hoy comienza a generar ingresos, sólo 7 pueden decir que tienen un “empleo estable” (si un Contrato Indefinido puede calificarse como tal).

La planilla estatal y los subsidios son hoy refugio de quienes no encuentran trabajo en una economía que no está generando empleos de calidad, porque se perdió la confianza de que invertir en Panamá es buen negocio.

La pandemia no ocasionó la explosión de informalidad laboral

Entre agosto 2012 y abril 2022 se perdieron 59 mil empleos asalariados de la empresa privada, al tiempo que se agregaron 62 mil funcionarios y casi 250 mil informales. Cada trabajador formal de la empresa privada que perdió su empleo durante esa década fue reemplazado en la economía por un funcionario y cuatro informales.

En ese período, los 6 sectores que hoy aportan las dos terceras partes de la fuerza laboral privada, como bloque, sólo generaron empleo informal. Estos sectores son comercio, construcción, logística, industria, hoteles/restaurantes y otras actividades de servicio, los cuales representan además 4 de cada 5 nuevos empleos creados en el 2022 y 9 mil de los 10 mil nuevos informales que se incorporaron a la economía mensualmente.

Directa relación entre inversión privada y calidad del empleo

Mitradel pasó de tramitar 445 mil nuevos contratos laborales en el 2017 a 240 mil en el 2022. O sea, 205 mil vacantes, contratos, salarios y cotizaciones a la CSS menos en 5 años, al tiempo que pasamos de generar unos 1900 informales por mes (2017) a más de 10 mil en el 2022.

Se generó empleo formal donde hubo inversión: minería, energía y educación, pero 90 % de la contracción laboral ocurrió en 4 sectores: construcción (50 %), turismo (19 %), comercio (14 %) e información y comunicaciones (7 %), reducciones directamente relacionadas a menores niveles de inversión privada.

En esos 5 años la Población Económicamente Activa creció en 147 mil personas. Se redujo la oferta (-205 mil plazas) y aumentó la demanda (+147 mil), creando un déficit de 352 mil personas que quieren trabajar y no encuentran empleo digno.

Panamá perdió atractivo para la Inversión Extranjera Directa (IED)

Hace 10 años, Panamá acaparaba la atención del mundo financiero. Una década y una pandemia después, las cosas cambiaron. Según el reciente informe KPMG 2023 M&A in Latam Survey, México, Brasil y Costa Rica lideran el atractivo para la IED, y Panamá ocupa el noveno lugar, superado también por Colombia, Perú, Uruguay y Argentina.

Otros países “nos están robando el mandado”

El Contrato con Minera Panamá y la Lista Gris del GAFI definirán el futuro de la IED en Panamá. El primero por tratarse del mayor inversionista en la historia del país ($10 mil millones), que aporta 4.8 % del PIB y 40 mil empleos directos, indirectos e inducidos.

Pero mientras “le toma a Panamá más de dos años decidir si quiere las inversiones que ya tiene”, en esos mismos dos años, otros países (como México) están agresivamente atrayendo IED y generando empleos de calidad, particularmente en turismo, logística e industria, sectores donde hay poca confianza en el clima de inversión en Panamá, y consecuentemente, tienen niveles de informalidad laboral. Por su parte, salir de la lista del GAFI abre las puertas para traer a Panamá nuevas inversiones extranjeras, pero urge transmitir confianza de que invertir en Panamá es seguro y rentable.

Sin inversión privada, seguiremos produciendo informales y dependiendo de préstamos para financiar planillas y subsidios.

Asesor empresarial.
Lo Nuevo
comments powered by Disqus