• 05/04/2009 03:00

La verdad resplandecerá

Recientemente el señor Bobby Eisenmann, me remitió una carta a nombre de la Fundación que él preside. No me anima el interés de establec...

Recientemente el señor Bobby Eisenmann, me remitió una carta a nombre de la Fundación que él preside. No me anima el interés de establecer con él o con su Fundación una polémica estéril. Obviamente, parece desconocer los argumentos y documentos presentados en defensa de mi honra y honor por lo cual presenté querella contra la señora Angélica Maytin Justiniani.

El señor Eisenmann defiende a esta señora que me acusó del supuesto asesinato del señor Félix Serrano en 1983. En verdad, la Señora Maytin dijo que ello me inhabilitaba para ser ministro de Estado. Debo decir que ese caso fue investigado y cerrado en tres ocasiones por el Órgano Judicial y en ninguno de esos expedientes mi nombre ha sido mencionado ni siquiera una sola vez. De hecho, el informe de la Comisión de la Verdad, fuente de la acusación, me vinculó por supuestamente ser el jefe de Amador en la fecha en que perece Serrano. Ha sido plenamente demostrado que yo no era jefe de esa unidad en esa fecha. La señora Maytin conocía esto al momento de sus declaraciones calumniosas.

Además, y peor aún, ella me acusó de participar en crímenes, ejecuciones y muertes de otros ciudadanos y de participar en actividades de narcotráfico durante la llamada dictadura. También me acusó, junto al señor Mauro Zuñiga, de crear escuadrones de la muerte a la luz de la nueva legislación en materia de seguridad en Panamá, siendo todo ello falso. Si eso no es calumnia e injuria, señor Bobby, no comprendo su escala de valores.

Respecto al caso del lamentable fallecimiento del cabo Andrés García en 1970, me limito a decir que ese caso está siendo investigado, nuevamente, por el Ministerio Público. En ese expediente, también ya han sido demostradas las mentiras y falacias de la señora Maytin y La Prensa.

Este fue un caso de violencia doméstica por infidelidad, en el cual García amenazó de muerte a su esposa y a su suegra y para lo cual trató de llevarse un fusil del cuartel para cumplir su amenaza. Cuando esto fue impedido por sus compañeros, tomó una bayoneta con la cual los atacó e hirió gravemente a uno; abandona el cuartel con violencia atacando al centinela. Como oficial responsable del cuartel en ese momento, procuré reducir a García y al llegar a su casa me atacó con la bayoneta, viéndome en la obligación de accionar conforme a los procedimientos policiales y legales en una situación de riesgo de mi vida y de su familia. García tuvo una sola herida en una pierna con resultado muerte: no fue un asesinato.

La versión dada a La Prensa por la señora Jean Black, esposa del cabo García, es totalmente falsa, porque la misma no se encontraba en el lugar de los hechos, lo cual ha sido confirmado por testigos presenciales, mientras que nuestra versión de los hechos sí ha sido confirmada.

Este caso fue investigado por el Ministerio Público hace 39 años y pasé 8 meses de arresto mientras duró el proceso. Finalmente, fui notificado del sobreseimiento por haber actuado en cumplimiento del deber policial, lo cual fue también confirmado por varios testigos. Pronto el pueblo panameño conocerá toda la verdad y las faltas a la ética periodística de La Prensa , a pesar de todas sus presiones para encubrirlas, así como las calumnias de la señora Maytin y su red.

-El autor es abogado y ex ministro de Estado.ddelgado47@hotmail.com

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus