25 de Feb de 2020

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

¡Qué barbaridad!

La tragedia del dietilenglicol que sumió a los panameños en una situación sin precedentes, se queda corta con la angustia y la impotenci...

La tragedia del dietilenglicol que sumió a los panameños en una situación sin precedentes, se queda corta con la angustia y la impotencia que siente la sociedad porque nada o casi nada han hecho las autoridades para castigar a los culpables por semejante barbaridad. Es como si la vida de 126 panameños que murieron por ingerir venenos disfrazados de medicamentos que les dio la Caja de Seguro Social, no importara. Hasta ahora sólo hay un detenido y no hay responsables visibles ni por la empresa que trajo la mortal sustancia de China (los verdaderos dueños) ni por la CSS, cuyos funcionarios negligentes hicieron la mezcla sin verificar la calidad de cada uno de los compuestos. Hoy se cumplen dos años de esa tragedia y aún esperamos respuestas y castigo ejemplar para los responsables. No es para menos.