Temas Especiales

27 de May de 2020

Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

Da vergüenza

La falta de quórum ayer en el pleno de la Corte Suprema de Justicia, en cuya reunión se debían analizar las objeciones a la reapertura d...

La falta de quórum ayer en el pleno de la Corte Suprema de Justicia, en cuya reunión se debían analizar las objeciones a la reapertura del caso CEMIS, deja mucho que desear del Órgano Judicial. Da a entender que los magistrados lo que hacen es ganar tiempo para impedir que la justicia llegue a los responsables del escandaloso caso en el que se involucran los partidos PRD y Panameñista, dos ex presidentes de la República, diputados y ex diputados de gobierno y oposición. La cita está establecida nuevamente para la próxima semana. No hay razón para que los magistrados se nieguen a asistir a este pleno ni justificación para que no resuelvan de una vez por todas las objeciones presentadas y que se reinicie la investigación, de manera que se deslinden responsabilidades. Es un caso que sacudió al país y los magistrados —quienes juran cumplir con la Constitución y la ley— deben cumplir con sus obligaciones y hacer justicia, no jugar a la politiquería. Es su deber y es lo menos que le deben a la sociedad panameña.