12 de Ago de 2022

  • Redacción Digital La Estrella

Entre Líneas

Grandes culpables

Los niños del pasado acostumbraban convidar a sus compañeritos a la participación de sanas diversiones: Bandidos y vaqueros, ratón sal d...

Los niños del pasado acostumbraban convidar a sus compañeritos a la participación de sanas diversiones: Bandidos y vaqueros, ratón sal de la cueva, canicas, trompos, rayuela, salto de soga, etc. Pero, los juegos infantiles han dado un vertiginoso giro de 180 grados que tiene a la comunidad sumida en el terror. Hoy, las invitaciones son para participar en bandas delincuenciales, con la finalidad de asaltar comercios, bancos, repartidores de mercancías, billeteros, etc., donde lastimosamente corre la sangre de personas inocentes. Además, muchos de los precoces malhechores son dueños de extensos prontuarios policivos. Los verdaderos culpables son aquellos padres de familia que no vigilan el comportamiento de sus hijos. Son adultos que merecen ser castigados con todo el peso de la ley. Es imperativo que cada uno sea consciente de la necesidad de fortalecer la educación en la familia. ¿Es mucho pedir?